S.O.S. Si yo tuviera participaciones preferentes de La Caixa


Tengo que decir que no mantengo dinero enganchado en participaciones preferentes pero escribo como si lo tuviera y pongo mi alma en encontrar un punto de apoyo que haga palanca y pueda aportar una solución viable a los que si lo tienen. Sólo faltaría que la insolvencia del sistema financiero, causante de la situación de crisis, todavía tengan el morro de apropiarse, con malas artes, de los depósitos en cuentas a plazo ganados con el esfuerzo del trabajo durante años. La canallada es difícil de digerir, es lo último de lo último. Como solución, a este atropello, el Estado de Derecho te remite a reclamar al maestro armero –que no nos den ideas- que acumula toneladas de injusticia en una descabellada sumisión a unos hampones que están llevando el país por el camino de las piedras mientras ellos se burlan de la impotencia de una sociedad dormida. No quisiera confundir a los miles de atrapados en las participaciones preferentes pero soluciones colectivas a corto plazo no existe ni la más minima. Las reclamaciones por vía judicial, y sobretodo a las que se canalizan en masa, en mi opinión, no tienen posibilidad alguna. Si, por el contrario, creo que existen soluciones individuales en el terreno de juego que a los bancos les gusta jugar. Recuerdo, y muy bien, lo que me dijo un jefazo de un gran banco: “aquí el que no llora no mama”. Esta filosofía, del trato con el cliente, esta enquistada en lo más profundo de la mente de estos tipos. Detestan la justicia cuando va en su contra y la utilizan, sin tregua, cuando se trata a su favor.

Será, lo más seguro, porque no creo en la justicia cuando va ascendiendo en rango hacia lo supremo y entra en los dominios de estos poderosos hampones que dominan las más exquisitas parcelas del poder. A causa de mi falta de fe he estructurado una forma de pensar diferente. Ir con la razón y el lirio en la mano en busca de la señora Justicia es una perdida de tiempo y acumula una frustración, que al cabo del tiempo, se hace insoportable. Cuando escribí el post El talón de Aquiles de las cajas de ahorro. Como ajustar cuentas (1) lo colgué pensando que alguien de estos colectivos perjudicados por esa parte del sistema financiero como son las cajas de ahorro recogería el mensaje y lo transformaría en algo practico. Desconozco si no me explico suficiente, si el mensaje no llega aunque son miles las entradas al blog, o que estos asuntos de dinero paralizan, a los afectados, como picados por la mosca del sueño. Sea por lo que fuere, después de una espera, me decido a embocar el asunto por mi mismo.

Trato de resumir, con el fin de no duplicar la exposición del post antes referenciado, y traer a colación lo esencial de lo que entendía como el punto débil de las cajas de ahorro en un momento puntual de su alocada carrera por ganar mercado y actuar como un banco sin serlo. Los mercados internacionales de capital se percataron que las cajas españolas estaban atrapadas y les cerraron el grifo de la financiación que interrumpió la rueda que les daba oxigeno. Por lo que se hizo urgente su reconversión en banco y la aplicación de su capital en acciones. Nunca, hasta entonces, se había transformado una caja de ahorros en banco y una de las características que indican más claramente el carácter peculiar de estas instituciones es la titularidad. Lo que, con las leyes en la mano, resulta obvio, es que este tipo de entidades, a diferencia de los bancos o cualquier sociedad anónima al uso, no son propiedad de sus accionistas, porque no existen como tales. A partir de aquí, nos adentramos en un enmarañado mapa de titularidad compartida en el que intervienen diversos sectores, públicos y privados. La administración, gestión y representación y control de las cajas se ejecutará en tres organismos: la Asamblea General, el Consejo de Administración, y la Comisión de Control. De los tres, la Asamblea General es el que aúna la representación de todos los sectores que intervienen en la titularidad de la caja y desde donde se ejerce su gobierno efectivo.

 La Asamblea General esta integrada por 160 componentes, en el caso de la Caixa, otras cajas tienen otra participación aunque lo más importante es el porcentaje de representación que ostentan en la Asamblea los distintos grupos que detentan la titularidad de la caja: un 36,25% corresponde a los impositores; un 21,25% para las corporaciones municipales de cada ámbito; un 30% para la entidad o entidades fundadoras; y un 12,50 para los empleados. Cabe añadir que, además de la Ley estatal sobre cajas de ahorro, la mayoría de Comunidades Autónomas tienen legislación propia al respecto. La representación institucional en las cajas se ha revelado un recurso fabuloso para llevar a cabo más de una actuación corrupta, otro tanto puede afirmarse de la presencia, casi siempre anecdótica, de la representación de los impositores en los organismos gestores de las cajas de ahorro. Pues lo cierto es que, a pesar que la ley prevé la forma en que deben de llevarse a cabo las elecciones a representantes de los impositores en las asambleas generales, lo cierto es que en la gran mayoría éstos llegan marcados por la escasa transparencia y el anonimato de los candidatos, cuando no ya a la corrupción y al compadreo flagrante.  En realidad, los clientes de las cajas casi nunca conocen –con nombres y apellidos- quiénes son sus representantes ante la asamblea de la entidad, dónde y a que hora encontrarles para formular sus quejas o indagar al respecto alguna información imparcial sobre los mecanismos de funcionamiento de la caja. Es más, la mayoría de clientes desconocen incluso cuando tienen lugar estos procesos de elección de representantes. Es así porque en la gran mayoría de casos esas personas son anónimas, manipuladas por los órganos directivos de la caja, con escaso conocimiento de la entidad y sus reglas de juego, y cuya presencia sólo responde al hecho de pagar oscuros favores, lo que hacen con su voto afirmativo, ciego y acrítico, a todo lo que designa la dirección de la cajas de ahorros.

Estos equipos directivos, con el apoyo de los grupos políticos y con el amparo de la ley, han hecho siempre todo lo posible para evitar la concurrencia en la elección de representantes de asociaciones de consumidores u otros grupos de clientes organizados, o que cuenten con personas suficientemente preparadas para ejercer la defensa real de los intereses de los clientes. Para conseguir colocar en las asambleas solamente a aquellos representantes que les resulten cómodos, las direcciones de las cajas se valen de un sinfín de mecanismos que se traducen en la manipulación efectiva de todo el proceso electoral: empezando por la ocultación de las listas de compromisarios (elegidos teóricamente por sorteo) por parte de la comisión electoral y la dirección de la caja, que dispone así de una información privilegiada; la orquestación de falsas elecciones primarias en las sucursales claramente manipuladas por los respectivos directores; o el aislamiento, durante el día de las elecciones y los días precedentes, de los comisarios con derecho a voto, a los cuales se les entregan las papeletas y se les traslada al lugar consignado para el acto sólo momentos antes de hacer efectiva la votación. Se trata, en suma, de una conjunción de pequeñas artimañas que acaban por conseguir su finalidad: colocar en los puestos de decisión a personas afines a los intereses de la dirección y eliminar todo atisbo de democracia en la forma en la que se rigen.

Los dirigentes de las cajas de ahorro han representado esta pantomima descrita una y otra vez pero llegando a la trascendental decisión de reconvertirse en banco, con accionistas y acciones, deben de supeditarse a la legalidad de sus propios estatutos y de la ley. El Consejo de Administración de una caja puede hacer una propuesta, siguiendo las directrices del Banco de España, de desglosar sus activos y pasivos y constituir una sociedad mercantil a imagen y semejanza de cualquier institución bancaria al uso. Pero tendrá que ser la Asamblea General que lo apruebe. Insisto, una decisión tan radical y trascendente no se podía, en esta ocasión, aplicar las artimañas que hasta ahora se habían venido practicado en la selección de compromisarios que nadie conoce quienes son, ni tan siquiera si realmente existen o son una invención que asegura el 36,25% de los votos. Lo más inquietante, que pone en entredicho la legalidad de la transformación en banco, es apreciar que se hace lo que viene en gana sin atenerse a sus propios estatutos. Todo parece indicar que el acta de la Asamblea General donde debían de estar presentes 58 impositores, elegidos por sorteo, de la entidad no lo estaban. Tanto es así, que los acuerdos tomados no aparecen por ninguna parte de la web del Grupo La Caixa a pesar de la extensa información adicional.

Bien, volviendo al principio, si yo tuviera mi dinero enganchado en participaciones preferentes no me quedaría sentando a la espera de una oferta de cambio o de milagrosos acontecimientos. Tan sólo hay que ver por donde se desprende el Gobierno que con carácter retroactivo se atreve a modificar las condiciones del pago de intereses: no pagándolos. Esta decisión no es más que una canallada que sirve para doblegar a los atrapados en las ofertas de cambio propuestas por la banca. En definitiva nada bueno se puede esperar de una solución equitativa que caiga del cielo. La sentencia del “quien no llora no mama” es lo único que queda. He pensado en enviar una carta al Presidente de CaixaBank, que dejo a continuación, aunque muestre una cierta irreverencia la ocasión se lo merece. De todas formas de perdidos al río, envíe la carta por correo certificado, rellene los espacios en blanco, no se olvide de poner la fecha y sus datos personales junto a la firma. Si hay algún aspecto en el texto con el que no comulga, modifíquelo sin que eso no altere el contenido. Sirve también para la dación en pago, para las cláusulas suelo, para La Caixa u otras entidades transformadas en bancos. Lamento no tener a mano una aplicación para los que están enganchados con los bancos. Lo importante y sustancial se recoge en la flagrante ilegalidad que sostiene el acto societario que transforma la entidad en banco.

No creo que con una carta sea suficiente para ablandar la voluntad de gente que con sus decisiones traspasan la línea de reclamaciones por vía civil entrando de pleno en responsabilidad de tipo penal. Cabría esperar unos días, tal como se expone en la carta, para elevar, a través del silencio consumado, al Banco de España, al Defensor del Pueblo, al Ministro de Economía y al Presidente del Gobierno la omisión de información sobre tan trascendental acto societario. Más adelante preparare cartas para los organismos citados, que colgaré en otro post, y además desvelaré una acción que espero ayude a una solución favorable a los atrapados con preferentes. Vamos por pasos, empecemos por esta carta pero una advertencia por su efectividad: Sólo las moscas cojoneras tendrán solución. ¿Eres tú una mosca cojonera?

Carta a un pez gordo

Señor Isidre Fainé Casas

Presidente de CaixaBank

Avda. Diagonal, 621

08028 B A R C E L O N A

Poner fecha …………..

El motivo de esta carta tiene, en primer lugar, el proponerle un buen negocio para su entidad que en cuanto se lo describa estoy seguro que apreciará sus virtudes. Para no hacerle perder el tiempo voy directo al grano, he creado un producto financiero al que llamo Good-bye Money la operativa es muy sencilla y no requiere ningún test de idoneidad, más aún tratándose de ustedes tan avezados en estas lides. En concreto: me prestan ustedes (Poner la misma cantidad que Ud. tiene enganchada)…………. euros y me comprometo a pagarles un interés anual del 2,50 %. Eso sí, hay unas pequeñas, como le diría, puntualizaciones sin importancia. El préstamo no lo considere como deuda, pues carece de vencimiento y por lo tanto no es exigible. Sólo si algún día de algún año me viene bien será mi facultad devolverle el capital principal de Good-bye Money. Respecto al montante del los intereses anuales los haré efectivo si al final del año me sobra dinero, para ser más preciso si el diferencial de mis ingresos supera los gastos. Incluso quisiera ser más minucioso respecto al pago de intereses, si el Gobierno me apoya, aunque tenga superavit, no le pagaré ni un céntimo. Además otra pequeña matización sin importancia, lo que no le pague un año no se acumula para el próximo y los puede dar por perdidos para siempre. Por último, también un detalle sin importancia, Good-bye Money es un producto sin garantía ante cualquier pérdida de mi solvencia. Me podría extender en más detalles sin importancia pero confío en su prosapia que sabe distinguir, a leguas de distancia, los buenos productos financieros y los grandes negocios.

Como ha podido observar las condiciones de mi producto Good-bye Money están a la vista, todo explicado y sin letra pequeña. Absoluto al contrario del que me endosaron en la oficina número ……..de La Caixa en fecha …………. que le llaman Participaciones Preferentes por un importe de ……………. euros, resulta que de preferente no tiene nada y en cambio se enfatizó, por su director de la oficina, magnificando unas bondades que no existen. ¿No hubiera sido más decente facilitar el folleto de la Comisión Nacional del Mercado de Valores CNMV que sólo tiene dos páginas donde se advierte sobre las Participaciones Preferentes? Para refrescarle la memoria voy reproducir tan sólo un párrafo de este folleto: Advertencia CNMV

El párrafo anterior hace una advertencia de este calibre. “ ….., por lo que si el inversor quisiera vender estos valores en el mercado secundario podría perder una parte significativa de la inversión inicial”.    

“Por otra parte, este producto es un título perpetuo (aunque el emisor puede ejercer su opción a partir del 5º año) y ultra-subordinado, por lo que el titular se sitúa en el penúltimo lugar en el orden de cobro (sólo por delante de los accionistas en caso de producirse una liquidación del emisor en un proceso concursal). Asimismo, podrán dejarse de pagar los cupones cuando la entidad deje de repartir beneficios por cualquier motivo, como eventuales dificultades financieras futuras o la incorporación de otros acreedores con mejor posición en el orden de prelación.

Este producto, al no ser un depósito, no goza de ninguna cobertura o garantía por parte del Fondo de Garantía de Depósitos”.

Como podrá comprobar mi producto Good-bye Money es muy similar al promocionado por su entidad como Participaciones Preferentes. Entiendo que si es bueno para mi, también será bueno para ustedes. No obstante, llegados hasta aquí de lo que se trata es que, sin dilatación, quiero recuperar mi dinero con un tipo de interés del 2,50% que me parece equitativo ya que renuncio al que pudiéramos tener pactado en el contrato de adhesión que me pusieron a la firma. Y cuando digo recuperar mi dinero, me refiero a que lo quiero en efectivo metálico ya que renuncio a la conversión en acciones y bonos de su entidad. Cuando ustedes estaban acuciados por incrementar su capital social, por exigencia de las autoridades de control, echaron mano, con argucias y mentiras, de los depósitos bancarios en una mutación hacia Participaciones Preferentes que si se consideraban capital social. Cuando la normativa cambió y dejaron de ser consideradas capital y su entidad se transformó en banco lo que se precisaban eran acciones. De ahí su oferta cuando consideran que me tienen atrapado, para ser más explicito, pretenden hacerme pasar por el aro como felino domesticado. Por mi parte tengo una contraoferta a la presentada por su entidad, comprenderá que se tratan de mis ahorros y no voy a perderlos porque su entidad tenga problemas de solvencia. Se trata de lo siguiente y le ruego que tome conveniente nota.

La Asamblea General Ordinaria de la Caixa convocada el pasado 28 de abril. Aprobó el traspaso del negocio bancario a Criteria CaixaCorp, que pasó a ser un grupo bancario denominado CaixaBank, y Criteria trasladó parte de sus participaciones industriales a una nueva entidad que dependerá de la Caixa. Me voy a referir a sus palabras como presidente de la entidad cuando señaló durante su intervención: “hoy es una fecha especialmente significativa. Creo sinceramente que no exagero si les digo que esta Asamblea General, que tengo el honor de presidir, marca un hito trascendental en la historia de la Caixa. Un hito comparable”, subrayó usted, “con la asamblea fundacional, de hace más de 100 años, o con la que aprobó la fusión con Caixa de Barcelona, hace más de 20 años, y que supuso nuestro salto definitivo para convertirnos de forma indiscutible como la primera entidad de ahorros de toda España”. El acto es trascendental, un hito según sus palabras como presidente de la entidad. Así y todo, sorprende que tan magno acto carezca de la obligada acta. Más aun cuando ustedes, tan apegados al legalismo de los procedimientos, no exhiben tal documento en la web del Grupo la Caixa. Hay información por un tubo, pero singularmente nada dice de los asistentes a esta asamblea calificada de histórica.

El acta tendría que recoger los acuerdos de la Asamblea General Ordinaria de la Caixa y quienes asistieron en representación del 36,25% de la “propiedad” que corresponde a los impositores. Para concretar, es preciso que informe quienes son las 58 personas en representación de los impositores y si se opusieron a que les arrebataran sus derechos y los de la Obra Social. Bien sabe usted que existe una ley que regula las Asambleas Generales y que estas pueden ser impugnadas. Por lo tanto, espero que no tenga inconveniente en facilitar el nombre de los 58 impositores que por sorteo fueron designados participes de la Asamblea y el nombre del notario que estuvo presente en el sorteo. Supongo que en el acta aparecerá el nombre del notario que dio fe de tan importante acto para atenernos que los acuerdos tomados corresponden con los reflejados en el acta.

Esperare, prudentemente, unos días por si usted decide amistosamente resolver esta discrepancia que nos separa. Lo que viene a continuación considérelo una promesa. Le he manifestado, en un párrafo anterior, que no me voy a quedar con los brazos cruzados mientras, con artimañas, disponen de mi dinero, por lo que informaré de la inexistencia documental y pública de los asistentes a la Asamblea General Ordinaria; al Banco de España, al Defensor del Pueblo, al Ministro de Economía y al Presidente del Gobierno. Puede que no le impresione demasiado pero si no surtiera efecto hay instituciones europeas, además de las agencias de rating y de sus acreedores que supongo no les debe de hacer demasiada gracia que no exhiban, por sospecha en contrario, que la trascendental junta que transformo la caja en banco carece de un documento que legitime los acuerdos tomados y pueda, por lo tanto, ser invalidada.

Esta en su mano resolver mi petición: quiero mi dinero por la sencilla razón que es mío, sus problemas de solvencia abórdelos por otra vía sin fustigar a los clientes. Estoy determinado en recuperar mi dinero, le anticipo que llegaré hasta las últimas consecuencias. Un saludo.

Atentamente:

Fdo.

 

 

Anuncios

Acerca de ataquealpoder

Periodista y escritor.
Esta entrada fue publicada en Participaciones preferentes y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a S.O.S. Si yo tuviera participaciones preferentes de La Caixa

  1. Olimpia dijo:

    Me alegro de volver a ver un entrada. Aunque yo tampoco tengo participaciones preferentes, le daré la mayor difusión que pueda.Muchas gracias.

    Me gusta

  2. tulack dijo:

    Me quito el sombreo. Chapoooooo.
    Me alegro de poder lerte…..

    Me gusta

  3. Carmen dijo:

    Mi nombre es Carmen Martinez y leo atte sus sabrosos escritos.En esteúltimo me parece ver algo muy parecido al corralito que padecimos en Argentina en el 2001.Solo me parece mucho mas rebuscado.Acá fué simplemente “me quedo con sus ahorros porque no puedo devolverlos”.
    Y como decimos acá “anda a cantarle a Gardel”.Es increible que los pueblos soporten tanta injuria

    Me gusta

  4. Pingback: De interés para los que tienen acciones preferentes de la Caixa « Mini Min Blog

  5. Toni Fernandez dijo:

    Me llamo Toni y tengo unos ahorros en deuda subordinada de una caja de ahorros (Unnim). Cuál fue mi sorpresa hace un par de meses cuando fuí a retirarlos ya que los necesitaba. El director de la sucursal me explicó que no podían pagarlos por una orden de la CNMV. En todo caso, me ofrecían un préstamo por el importe de mis ahorros.
    Mi pregunta es qué relación tienen la obligaciones preferentes con la deuda subordinada. Es lo mismo?
    Gracias

    Me gusta

  6. Guillermo dijo:

    GENIAL¡¡¡¡¡Mi madre esta atrapada por preferentes de CATALUNYA CAIXA….se podría remitir el mismo documento ????
    Salut
    Guillermo

    Me gusta

  7. Pingback: S.O.S. Si yo tuviera participaciones preferentes de La Caixa

  8. Maria dijo:

    Me encantaría poder utilizar tu carta ,pero en mi caso la estafa es de Caja Madrid (Bankia) y desconozco si los porcentajes de representación son los mismos,yá que se unieron varias cajas con diferentes % de participación para formar el banco y no estoy segura del banco ya que creo que primero fué el BFA,como verás no tengo información para sustituir los datos de tu carta por los reales de caja madrid,si alguien puede echarme una mano………se lo agradecería.
    Muchas gracias a todos por preocuparos.

    Me gusta

  9. hasta los mismisimos dijo:

    Bueno,gracias ante todo por tu aportación, detras de este problema, se esconden numerosos dramas, cuya solución definitiva seria simplemente seguir las normas del antiguo oeste, como esto , como que no va a ser posible, sin descartar que en algun momento alguno de nosotros , los afectados se nos vaya la pinza (con toda razón), la solución estaria en agrupar a todos es decir todos y montar un pollo monumental ante la sede de la puta Caixa, en su central de Madrid, siguiendo hacia el Banco de España, para descansar un ratito ante la sede de la CNMV, comiendo el bocata ante la calle Genova, y reanudando el paseo en las puertas de las Cortes,pasando despues a saludar a los Senadores esas personas que no sirven para nada (aunque no son los unicos). En el supuesto de que alguna vez hubiera que defender esta mierda de pais, conmigo y con mis hijos que no cuenten, que se pongan al frente los hijos de esta panda de sinverguenzas, ya que ellos si tienen cosas que defender,entre otras lo que han robado a los demas.Por supuesto que a partir de aqui, jamas,repito jamas se me ocurrira presentarme ante unas urnas para llevar a cabo una pantomima.Cosa que todos deberiamos de hacer , para cuando abran las urnas y se las encuentren vacias, digan con cara de jilipollas “que ha pasao”.
    Hoy hace media hora escucho en los medios de comunicación que habia cuarenta camaras de TV ante la comparecencia de un tal Mouriño,el otro dia en la concentracion de plaza de Castilla ante Bankia habia dos camaras. A que si, a que estamos jilipollas, nos merecemos lo que nos pasa y mas, es decir la reforma laboral y otros asuntos se ha quedado cortita, nos tenian que meter piedras de molino por ahí mismo, y luego no nos lamentemos en el futuro, pensando que hemos echo, porque hemos sido responsables de las situaciones creadas a nuestros hijos y nietos,En fin lo voy a dejar pues se me va a ir la pinza.

    Me gusta

  10. nuria dijo:

    Muy buen artículo, enhorabuena! paso al foro http://estafabanca.nixiweb.com/foro/index.php?topic=48.0 la información de este blog para difundirlo y usar la carta.
    A partir de ahora me apunto a recibir nuevas entradas por mail de tu blog.

    Me gusta

  11. rubina dijo:

    me ha gustado, la mandare, ojala la mandaramos toda la gente que estamos atrapados, y recibiera todos los dias semejante cantidad de cartas .

    Me gusta

  12. hasta los mismisimos dijo:

    Me gustaría compartir este enlace.
    http://estafabanca.blogspot.com.es/

    Me gusta

  13. hasta los mismisimos dijo:

    En el enlace anterior, es interesante la sección de Documentos, y este enlace tambien es interesante, Sección Justicia y Ciudadanía, presentación de reclamaciones.
    http://www.europarl.europa.eu/news/es/headlines/

    Me gusta

  14. Jose G. dijo:

    Yo ya la he enviado, Cual es el segundo paso ?

    Me gusta

    • José:
      El segundo paso es esperar unos días, tal como se menciona en la carta, y acto seguido sacar fotocopias de la carta y pegarlas con un spray (así cuesta mucho de desprender) en los vidrios de la oficina donde se consumó el atraco y las de los alrededores. Si los retiran los vuelves a poner. Dime como te va.

      Me gusta

      • Jose G. dijo:

        Eso ya lo estoy haciendo, aparte del buzoneo de la zona, y mi mujer que va todos los días un rato de ” Mosca cojonera ”
        Ahora bien les hice llegar un escrito que me firmaron como recibido, en el cual pedia copia del contrato de las preferentes, así como copia de todos los documentos que yo hubiera firmado de ellas.
        El jueves 12 tengo que ir por la tarde, si no me facilitan ninguna documentación, cual es el siguiente paso ??

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s