Hipotecados en apuros


images[6]Es tan injusto lo que está pasando que incita al alboroto, clama al cielo que tenga que ser una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) promovida por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) la que lleve al Congreso de los Diputados un drama nacional que afecta a miles de familias que son desahuciadas y no tiene otro remedio que irse con los muebles a la calle y dormir debajo de un puente. Que ningún partido, ni de derechas ni de izquierdas, haya tomado la iniciativa pone de manifiesto la clase de políticos inútiles que nos hemos dotado. La tragedia de los desahucios pasa a la misma categoría que la lacra del paro y el desempleo, que se cuenta por millones, y se da como inevitable. La pasividad del gobierno y la oposición en estos años de crisis ha quedado patente: el país se desliza por una pendiente y cada vez adquiere mayor velocidad aflorando la corrupción que está al orden del día. Hemos visto, con espanto, que la receta que se aplica a esta perentoria situación: regalar miles y miles de millones a los bancos sin tasa ni límite hasta ahora sólo tiene un único beneficiario, los receptores del dinero. ¿Es esta la única receta posible para curar los males que nos acechan? Salvar a los bancos es tanto como el argumento de la película Salvar al soldado Ryan que no importa si la orden se lleva por delante a un pelotón de rescatadores, a una brigada o a todo un ejercito, lo que importa es salvar al soldado en cuestión. Cada crisis es única, pero la que nos concierne tiene muchas similitudes con el crack del 29 también originada por una crisis financiera con desempleo y desahucios que llevó a los Estados Unidos a una situación límite. ¿Se aplicó la maravillosa receta de salvar a los bancos? Sí, pero no sirvió para nada, fracaso absoluto. La decisión que tuvo existo fue la política de salvar a los propietarios de las viviendas para que permanecieran en sus casas y se pudiera evitar los desahucios en espera de tiempos mejores. En España, con una crisis mucho más aguda que en el resto de Europa, ya que las autoridades competentes dejaron que la burbuja financiera se cebara con los compradores de viviendas dejando hacer a los bancos lo que les vino en gana, los costes del descalabro se les hace pagar a quienes menos culpa tienen: los hipotecados.

black-thursday[1]Del vocabulario de los medios de comunicación, de los gurús, de los partidos políticos y del sursumcorda ha desaparecido la receta política que se aplicó en los Estados Unidos para salir de la crisis de 1929 con el New Deal, impulsado por el presidente Franklin D. Rooselvet, como un referente que acabó con éxito. El método del error/acierto estuvo al orden del día pero una política expansiva de obra pública, a falta de una privada, y la creación de la Home Owners Loan Corporation para acudir en ayuda de los propietarios de viviendas en apuros con el pago de las cuotas de la hipoteca. Esta sociedad estatal logró encontrar un subterfugio para que se mantuvieran en sus casas en lugar de vagabundear por las carreteras y acabar en recintos de barraquismo sin solución de continuidad: la exclusión social y la penuria. Al tomar el presidente Roosvelt esta decisión muchos bancos quebraron pero el país salió adelante. Aquí, nuestra clase política que gobierna pero no alcanza el poder, ha puesto el carro delante de los caballos y aplica una receta totalmente contraria, con una enfermedad análoga, a la prescrita por la primera potencia económica mundial. Está reconocido, que los Estados Unidos no hubieran salido del pozo de la crisis de no ser por la receta del New Deal y la creación de la Home Owners Loan Corporation. Hasta aquí quería llegar antes de proseguir: Estoy dispuesto a comprimir al máximo la exposición de este post con tal que se acomode al uso y costumbres que imperan en Internet en la transmisión del mensaje en forma de telegrama. Bien, me acomodo con tal que llegue a quienes pueda interesar.

flyer_front[1]Me duele en el alma tener que desilusionar a tantísimas personas que el pasado día 12 de febrero mostraron su júbilo por la aceptación en el Congreso de los Diputados de la ILP promovida por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. El síntoma, evidente, se pudo apreciar con la mala gana con que fue acogida por el Partido Popular, a pesar de estar amparada por 1,4 millones de firmas no les impresionó, incluso sus señorías plantearon una negativa inicial. Con esto está dicho casi todo. Esos señores, con sus posaderas en los asientos de la cámara, pueden formar gobierno pero no alcanzar el poder por lo que sometidos a él y tramitada la ILP se parecerá lo que un huevo a una castaña. La dación en pago, con la nueva ley, será tan restrictiva como lo fue el amparo al desahucio que se estableció, por la presión derivada de suicidios, hace unos meses con unos requisitos que sólo una minoría de una minoría podía cumplir. Creo, que es necesario urdir un plan B antes de esperar una respuesta, que a buen seguro se dilatada en el tiempo, y se conozcan las restricciones impuestas a la ILP. El plan B, por decirlo así, ya está expuesto en el blog, en los archivos del mes de noviembre, y consta de tres partes con el título Los privilegios de la banca facturan la estabilidad social, y además en la barra del blog en Videos Un remedio casero que consta de cinco partes. Entiendo que este material puede ser de referencia para aquellos que puedan estar interesados en llegar al fondo de la cuestión. Para todos los demás, trato de exponerlo sintetizadamente sin que se pierda la esencia del mismo.

201211127desahucios_port[1]A este asunto de los desahucios le he dado muchas vueltas ya que me imagino a mi mismo sin recursos, con los muebles en la calle y por imperativo legal debajo de un puente. Es terrible, alguna solución debía de haber y he tratado de encontrar una aunque tan sólo sea un remedio casero. Anticipo que va contracorriente, y se aparta del punto de colisión de la dación en pago que difícilmente la banca aceptará. Nada de lo que perjudique, ostentosamente, a la banca será aceptado, reitero lo dicho: nuestros políticos gobiernan pero no alcanzan el poder. Cualquier solución que se aplique tiene que soslayar esta realidad. Para entrar de lleno en este plan B se hace necesario, que al igual que el presidente Franklin D. Rooselvet creó la Home Owners Loan Corporation, la creación de una sociedad estatal que acuda en ayuda de los propietarios de viviendas en apuros. La situación económica no es la misma que cuando adquirieron sus viviendas, incluso no valen lo mismo. Dejo al margen culpas, engaños, errores y deslices, la triste realidad es que el hipotecado no puede pagar la hipoteca. Intencionadamente he dejado de puntualizar que el propietario, momentáneamente, no está en disposición de pagar la cuota mensual de la hipoteca. No es lo mismo que no pueda pagar la hipoteca a que no puede pagar unas cuotas de la hipoteca. Este es el punto clave y voy a reincidir en que quede diáfano y claro. Un préstamo hipotecario a 25 años tiene 300 cuotas mensuales, si después de llevar pagando cinco años, es decir 60 cuotas, y surge un problema en los pagos todavía quedan 240 por delante. Si el problema es de 10 cuotas vencidas y no pagadas (hay escrituras que incluso menciona dos cuotas no pagadas) el banco se legitima en ejecutar la hipoteca y no sólo reclama las 10 cuotas vencidas y no pagadas, añade unos astronómicos gastos a los que aumenta, hinchando el globo, intereses al 29% y para acabar con todo las 230 cuotas como vencimiento anticipado, es decir, las cuotas que están dilatadas en los 20 años que faltan para que se extinga el préstamo.

imagesCARGLRGAHemos visto lo que hacen los bancos una vez que el cliente tiene un tropiezo con los pagos e inician el procedimiento ejecutivo que al deudor no se le permite decir ni una sola palabra. Todo, entonces, queda a favor del prestamista empezando por el lanzamiento (echar al deudor a la calle) así como, la subasta del bien que en las circunstancias actuales, al no existir interesados, queda desierta y se la adjudica por el 50% de su valor. No acaba aquí la cosa, la entidad financiera desvincula, es decir desliga lo que hasta entonces estaba unido: la deuda del préstamo con la garantía hipotecaria. Lo hace por su propia conveniencia, al deudor lo mantiene en su balance contable como un activo pendiente de cobro (tiene que responder con los bienes presentes y futuros) ya que la subasta, al quedar desierta, no se ha podido resarcir de la totalidad del préstamo. Hago un punto y aparte para significar que esta deuda es la que revindica por la PAH como la dación en pago, es decir que se extinga una vez que ha sido desahuciado y que la garantía ha ido a parar a manos del prestamista. Hemos visto como el maravilloso procedimiento no tiene un sólo resquicio por lo que se puede decir que esta blindado. Atacar una fortaleza nunca ha sido fácil y más por el desequilibrio de fuerzas entre una y otra posición: el poder de la banca y el populacho. ¿Qué conviene cuando sabes que vas a perder una guerra? No tiene vuelta de hoja: No hacerla. Eso no quiere decir que no existan otras opciones. El plan B, trata de soslayar esa fortaleza jurídica que se otorga al prestamista al no entrar en su coto privado de leyes y más leyes tramitadas a su exclusivo favor cuando el deudor deja de pagar aunque sólo sea un par de cuotas.

IMPIDEN UN DESHAUCIO EN ALICANTEResulta, infinitamente, más económico y socialmente más aceptable que una empresa estatal se haga cargo de las cuotas vencidas y no pagadas por los deudores en apuros y se subrogue el préstamo hipotecario (en primeras viviendas) que entregar a los bancos millonadas sin orden ni concierto que se disfrazan de préstamos que ninguno de ellos piensa pagar. No es ningún invento con gaseosa, no es ninguna ocurrencia la Home Owners Loan Corporation creada en los Estados Unidos para incidir en la resolución de la grave lacra de los desahucios llegó a su fin, al cabo de unos años, sin pérdidas. La pregunta del trillón ¿Por qué en España ni tan siquiera se ha debatido esta cuestión? La respuesta va por esta línea: nos han tomado por una manada de borregos sin ninguna ilustración y con una memoria de mosquito. Veamos cual es su plan, que evidentemente lo disfrazan con el argumento de que a los bancos no se les puede dejar caer ya que se hundiría el mundo. La realidad que se oculta parte de los propios acontecimientos. La banca española se quedó colgada, con la brocha en la mano, cuando le retiraron la escalera una vez que estaba al borde del empacho en la concesión de préstamos hipotecarios a 25 o 30 años mientras se endeudaba en la emisión de cédulas hipotecarias con vencimientos a 2 o 3 años. Se financiaba a corto plazo y refinanciaba a largo plazo. Esto era posible en un mundo feliz pero cuando la fiesta se acabó se les vino todo abajo. ¿Qué remedio se aplicó? Lo podíamos llamar deshacer. ¿Cómo se pueden deshacer operaciones contractuales? Propiciando una situación de perentoria necesidad. ¿De que manera? Restringiendo el crédito hasta el más solvente. Un país sin crédito es un país muerto.

484701_444432112291745_1496377309_n[1]Al tirar de la manta nos encontramos con un escenario que pone de manifiesto que lo que interesa a los bancos es deshacer operaciones que estaban dilatadas en el tiempo y así poder pagar a sus acreedores, bancos alemanes y franceses principalmente, de un plumazo. ¿Cómo lo instrumentan? Pues, creando lo que llaman banco malo. ¿Qué función tiene el banco malo? Recoger en su seno los activos inmobiliarios de los bancos y pagar al contado. Bien, ya hemos llegado a la cuadratura del círculo y el motivo de la opción de deshacer. Los bancos reducen el número de oficinas, de personal, de actividad (dejan prácticamente de financiar vehículos) todo en busca del deshacer. Lo que pretende el plan B es interrumpir la estrategia de tirar al deudor a la calle y llevar el bien que garantizaba el préstamo al banco malo para su cobro al contado. No se trata de planteamientos que se sostienen con una carta a los Reyes Magos ya que el remedio aplicado por la Home Owners Loan Corporation hoy día no es factible: alargar el plazo y reducir el tipo de interés ya que 25 y 30 años es un límite (en Francia no se pueden constituir hipotecas más allá de 15 años) y bajar el tipo de interés cuando está en mínimos en inaplicable. Aquí se tendría que aplicar otra solución: La empresa estatal pagando las cuotas vencidas y no pagadas (las 10 cuotas del ejemplo expuesto anteriormente) se podría inscribir a su nombre la propiedad del inmueble y para poder hacer frente a las cuotas que vencen cada mes tendría que emitir deuda con el aval del Estado. Esta sociedad sería muy solvente ya que por cuatro duros tendría miles de activos inmobiliarios. El deudor es quien se llevaría, momentáneamente, la peor parte: pierde la propiedad, el dinero dado como entrada y los pagos de los cinco años (sigo con el ejemplo) e incluso los impuestos pagados, pero conserva la vivienda como residencia.

Con la aplicación del plan B los bancos no tendrían ningún perjuicio ya que han cobrado las cuotas vencidas y no pagadas y al préstamo se ha subrogado un cliente más solvente como lo es el Estado. Entregar a los bancos el dinero a paletadas ya no tendría razón de ser. Otra cosa son los créditos y préstamos concedidos por los bancos a promotores y grandes empresas que se las tendrán que apañar por la vía legalmente establecida del concurso de acreedores, en definitiva que hagan lo que les venga en gana y dejen a la población al margen. Si un banco quiebra no se acaba el mundo, el estado puede intercambiar la deuda soberana que en su día adquirió la entidad financiera por la garantía de los depósitos de los clientes torpes si todavía los mantienen. No pasa nada. La financiación de esta empresa estatal proviene del alquiler social, de los bonos emitidos y de un premio gordo que corre por ahí sin dar la cara. El premio gordo es una subvención encubierta que reciben los bancos. Lo resumo tanto como puedo. Se trata de las cláusulas suelo que los bancos han incorporado en las escrituras de los préstamos hipotecarios. Los intereses de las hipotecas son deducibles en la declaración de renta (anulado desde primero de año) si los bancos, a su aire, deciden incorporar las cláusulas suelo (fijan un tope en la bajada del tipo de interés) el deudor paga un sobre interés pero es finalmente el Estado quien realmente acaba pagando al ser deducible. Un cálculo de estar por casa: se dice que existen 4 millones de hipotecas que incorporan la dichosa cláusula suelo de la que se podría establecer una media de 71 euros de sobre interés da un total de 284 millones de euros mensuales regalados bajo mano a los bancos. Con este importe se hubiera podido atender 400.000 hipotecas (las que se llevan contabilizadas en desahucios) con una cuota de 710 euros. Tan sólo el gobierno tendría que anular la cláusula suelo, así de sencillo.

image1411Por favor, si estas convencido que el gobierno debe de arrimar el hombro en ayudar a las familias desahuciadas en lugar de regalar el dinero a los bancos apoya este plan, si tienes dudas, con mucho gusto, las atenderé. ¿Hay alguien por ahí que quiera liderar esta cruzada? Toda suya. Sólo la presión social puede llevar adelante este tipo de propuestas. ¡Dejemos de ser una manada de borregos!         

    

About these ads

Acerca de ataquealpoder

Periodista y escritor.
Esta entrada fue publicada en Hipoteca y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Hipotecados en apuros

  1. Loam dijo:

    A mí personalmente no me has desilusionado, sé muy bien como se las gastan estos servidores del poder y como “cumplen” sus promesas. Pero confío en la PAH y la apoyo, su espíritu combativo y su empeño han hecho -que no es poco- retroceder al insensato enemigo.
    Un saludo.

  2. Paint dijo:

    Razon no falta en este articulo. Pero por alguna razon los gobernantes deciden que sus ideas locas y sin sentido son mejores que otras mas cabales y que seguro darian mejores resultados. Si en vez de dar tanto dinero a los bancos hubieran hecho esto seguro que el drama no hubiera sido el mismo. Posiblemente no haber facilitado el despido cuando ya el mercado laboral estaba tan mal hubiera contenido la situacion de deshaucios y la bajada del PIB. Por que bus can esta situacion. A mi me parece que los poderosos estan intentando hundir empresas para copar el mercado, destruir los servicios publicos para prestarlos ellos como negocio y deteriorar las condiciones de trabajo y fiscalidad a su favor. Yo es lo que pienso, porque tan inutil no se puede ser esto es a posta y pensado.
    publicos buscan
    entonces ¿son tontos? o es que buscan otra cosa. Yo imagino que los poderosos de verdad lo que buscan es hacerse con mas psstel del mercado hundiendo la economia y deteriora

  3. f dijo:

    HAY POLITICOS Y PARTIDOS QUE HAN PRESENTADO EN EL CONGRESO, EN LOS ULTIMOS AÑOS DIVERSAS Y REITERADAS PROPOSICIONES, INICIATIVAS Y CUANTOS ACTOS HAN CONSIDERADO NECESARIAS PARA RESOLVER EL GRAVE PROBLEMA DE LOS DESAUCIOS-ATRACOS. POR EJEMPLO IZQUIERDA PLURAR, LE RESULTARA FACIL COMPROBARLO.
    GRACIAS, MUCHAS GRACIAS POR SU TRABAJO DE DIVULGACION CONTRA LA GRAN ESTAFA
    DEL NEOLIBERALISMO Y SUS LACAYOS PPSOE.
    franreyva@yahoo.es.
    Francisco del Rey Valencia.

  4. Pingback: Hipotecados en apuros | La Cebolla

  5. Pedro dijo:

    Antes de la ILP, UPyD ha presentado en el Congreso (creo que junto a IU y BNG) una proposición de ley relativa a la dación en pago. En la pasado legislatura, para más señas. Y hace 5 años UPyD ya presentó otra iniciativa para acabar con los intereses abusivos de demora

  6. Genjuro dijo:

    No se si no sería mucho más simple que el estado destinara a alquiler social todos los pisos del banco malo y que reste del importe del alquiler la cuota mensual que el inquilino debería seguir pagando por la deuda pendiente resultando así en la mayoría de las ocasiones un alquiler de 0.

    Y eso sí, sin que ese alquiler de 0 influyese en reducir el importe mínimo de los ingresos familiares que es inembargable por el banco.

  7. Beatriz dijo:

    …la verdad me cuesta entender todo esto que escribes.Quizas con otro tipo de jerga más del populacho…gracias

  8. Beatriz dijo:

    sí puedo contestar al último párrafo:”YO,apoyo”.Pero es pura intuicion…

  9. Pingback: El principio del fin de las hipotecas basura | Ataque al poder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s