Mis libros


El Poder

Editado por Foca en 2001,  El Poder (615 páginas) pone de manifiesto, con todo lujo de detalles documentados, que el Banco de España “fabricó” el agujero de Banesto. Dicho a la pata llana, el tremendo “agujero” de 605.000 millones de pesetas que altísimas autoridades juraban en arameo que existía, nunca existió. El beneficiario: Emilio Botín y el Banco Santander, que repartió una generosa coima entre las altísimas autoridades. Así y todo, del pago generoso, el negocio salió redondo. Al Erario público, como no, le costó una millonada. Un robo a la descarada por los guardianes del Reino. ¿Quién controla al controlador? Por mucho que pudo representar la codicia sin límites de los banqueros en el estropicio del capitalismo, llevando la economía de mercado a traspasar los lindes del sentido común sin orden ni limitación, no hubiera sido posible con una sólida estructura del sistema. Bajo la apariencia de una férrea supervisión, en forma de decorado, se esconde un andamiaje que sostiene un campo abonado listo para propiciar el libertinaje económico y financiero. Más todavía, este trabajo pretende poner en evidencia que en el magma del capitalismo esta la esencia de su propio mal. En definitiva, todos estos procedes de alto copete reman todos en la misma dirección, echarle mano a la caja del Estado.

Este libro es fruto de la ardua investigación periodística llevada desde las páginas de La Banca. Durante meses fuimos siguiendo el caso, empezó con poco más que una intuición cuando ya habían pasado casi cinco años de la intervención del Banco Español de Crédito, Banesto. Para más información en la barra de este Blog encontraras una entrada “Investiga que algo queda”, si tienes un rato libre le puedes echar un vistazo. Aquí, mencionaré la impresión que me causó al adentrarme en la cocina del Estado y comprobar el gran deterioro del basamento ético de las instituciones. Es el caldo de cultivo que permite al poder económico y financiero desarrollarse y campar a sus anchas, y desde este modo succionar parasitariamente la sabia del sistema democrático. Todo esto es posible porque nadie puede creer que toda esta camarilla de altos funcionarios, políticos, financieros y banqueros, abusen de la ingenuidad de la ciudadanía vaciando la caja del Estado y echándole mano al presupuesto nacional. Dicho esto, te puedes imaginar en que berenjenal se mete uno al citar nominalmente a toda esta procesión de mangantes.

Me da la sensación que me desgañité y corrí un riesgo tangible para nada. Alertar que los bancos, los banqueros y toda la tropa que les encubre y amamanta eran un peligro, por sus parasitarias prácticas, para la sociedad civil, está visto y demostrado que no tiene receptor. Es mucho más cómodo satirizar y ridiculizar al mensajero. Si en su momento alguien me hubiera hecho caso, quizás otro gallo nos cantaría y el montaje eterno de que los bancos necesitan el dinero del Erario público no se llevaría a cabo tan fácilmente no sin antes cerciorarse de las fortunas escondidas en los Paraísos Fiscales. Los malandrines, esos periodistas a sueldo del Poder, lo tuvieron fácil en machacarme al relacionarme a su misma imagen y semejanza: estar a sueldo de Mario Conde, el presidente descabalgado de Banesto. Lo cierto es que Mario Conde, del que alababan su destacada inteligencia, no se defendió como se tenía que defender, quizás aconsejado por su entorno de abogados, y en vez de parapetarse en los números contables que podían mostrar la situación patrimonial del banco, se lanzó a una contraofensiva utilizando las miserias de los servicios secretos del Estado. Todo un fracaso que le llevó a la cárcel y al escarnio público. En estas circunstancias, que salga un tipo argumentando, con todo lujo de detalles en un libro, todo lo contrario que los medios de comunicación se habían pronunciado por activa y por pasiva sobre el “agujero” de Banesto y la imperiosa necesidad de cubrirlo con fondos públicos, era más que una molestia, se puede decir que un incordio ya que muchos de ellos habían cobrado por el servicio prestado.

Dejo aquí una anécdota de las circunstancias vividas. Estos malandrines incluso habían llegado a una conclusión determinante sobre mi persona y el expresidente de Banesto. Resultó, que cuando fundamos la sociedad editora de La Banca a mí se me ocurrió bautizarla como Ediciones Defcon S.L. por lo que estos espabilados dedujeron que Defcon era la contracción de “Defensa de Conde”. Elemental mi querido Watson, y de ahí construyeron su ofensiva mediática. La cosa no iba por ahí, la ocurrencia, típica en mí de una cierta mofa, se trataba de lo siguiente: Defcon era la contracción, norteamericana de “Control de Defensa” más conocida por Defcon 2, o Defcon 1, dependiendo del grado de alerta por ataque nuclear. Una chorrada, pero en esto se iba a constituir La Banca: un ataque nuclear al sistema bancario. No tengo inconveniente en manifestar que a Mario Conde tan sólo lo vi dos veces. Las explico.

Las dos fueron en Madrid, la primera en una comida en casa de Enrique Lasarte, ex consejero de Banesto y amigo íntimo de Mario Conde. Asistí con el abogado Antonio Panea, que hoy se ha hecho popular en You Tube por sus ataques a Emilio Botín en las Juntas de Accionistas del Banco Santander. El motivo no era otro que transmitir a Conde de las pesquisas que se llevaban a cabo sobre la inexistencia del “agujero”. Durante la comida ni tan siquiera hubo la oportunidad de exponer el motivo por el cual me había desplazado desde Barcelona. Mario Conde estaba por otras cosas que según él lo iban a rehabilitar por la vía de urgencia. La segunda vez todavía fue más denigrante. En esta ocasión le pedía colaboración, había descubierto un flujo importantísimo de dinero, suponía que era el que habían evacuado procedente de las arcas públicas una vez que las hubieron asaltado, en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas. Tenía mucha información, pero para un asunto de esta naturaleza toda precaución era poca. Necesitaba atar un cabo. Me negó la colaboración que le solicitaba, muy educadamente se refirió a que no tenía interés y no le hacia ninguna falta meterse por estos vericuetos ya que la sentencia judicial del caso Banesto le iba a ser favorable. Comprendí al momento que su estrategia, de poner todos los huevos en el mismo cesto, se trataba de un asunto de huevos: pretendía hacer la tortilla sin romperlos. A lo que iba, pretendía, por su método de contraofensiva antes mencionado, volver al sistema y ocupar de nuevo la presidencia del banco sin poner patas arriba a los que le habían llevado hasta ahí. Todo al estilo de Maquiavelo que para cuando falla el tiro sale por la culata. No obstante, la ínfima relación con Mario Conde me crucificó o al menos lastró la posibilidad de que El Poder se difundiera sin el marchamo de libro maldito. La verdad a veces ofende.

Cuando menciono que el libro se convirtió en maldito lo digo con conocimiento de causa y con toda la extensión de la palabra. En la barra de este Blog encontraras una entrada “La mano que mece la cuna”, si tienes interés en conocer cuan maldito fue puedes echar un vistazo. El magistrado de la Audiencia de Madrid, Joaquín Navarro Esteban dejo escrito en un capítulo de su libro Tiempo de Ceniza, con el subtítulo La Libertad Acorralada las vicisitudes por las que tuvo que pasar cuando el libro llegó a sus manos y decidió escribir en su columna del diario La Razón sus impresiones. Peor le fue a Javier Ortiz, uno de los periodistas fundadores de El Mundo, cuando le comunicaron, y lo dejo en sus palabras “que más me valía desistir de la idea de hablar de ese libro porque, si lo hacía, mi artículo jamás vería la luz. Me quedé de una pieza: en once años que llevo de columnista de El Mundo, jamás nadie me había dicho qué podía o qué no podía escribir”. Pasen y vean lo que pasa de puertas a dentro en estos paladines de la libertad. Que todo sea por el Poder.

El botín de Botín

Editado por Foca en 2003. El botín de Botín, describe la existencia de un banco paralelo al Banco de Santander de una dimensión todavía mayor que la del propio banco en su expresión contable y pública. Es una bomba de relojería que esta por explotar, algún indicio aflora ahora con las cuentas secretas de la familia Botín en Suiza. El botín de Botín es un trabajo extraordinario sobre este fantasma que recorre el mundo. Visto y comprobado que nada parece detener la voracidad de los mercados financieros que recurren a todas las tretas habidas y por haber con tal de llevarse el dinero de las buenas gentes. Un buen número de empresas que cotizan en Bolsa han acabado admitiendo haber falsificado intencionalmente sus balances con el fin de modificar sus cuentas de resultados. Ante un panorama tan desolador, los altos ejecutivos se enriquecen sin tasa; los analistas financieros recomiendan comprar acciones de empresas en las que tienen intereses; empresas y corporaciones manipulan sin pudor sus resultados, cuando les apetece ocultan perdidas y cuando no escamotean a sus accionistas y al Erario público millonarios beneficios; la ingeniería contable está al orden del día. La contabilidad creativa, impulsadas por las grandes firmas de auditoría, ha llevado a mermar la confianza de los inversores. Pero todo esto es en genérico, se da a entender que afecta a las grandes empresas de los Estados Unidos y que España está inmunizada contra esta plaga, nada más lejos de la realidad. El Banco de Santander está en el epicentro de este huracán de falsedades contables. Anuncia beneficios en un escaparate de esplendor cuando la realidad es que el Grupo Santander tiene cuantiosas pérdidas.

El libro aporta indicios suficientes que acreditan, sin la mejor duda, que existe un banco paralelo al Santander donde se esconden ingentes activos sustraídos al control de los accionistas: 400 de las sociedades participadas por el banco de un total de 600 han desaparecido de la Memoria del Santander con todos sus activos y muchas de estas sociedades están domiciliadas en paraísos fiscales donde su búsqueda se hace casi imposible. Emilio Botín, no se conforma con expoliar a sus accionistas con la descapitalización del Banco Santander sino también al tuerto de un ojo de la Hacienda pública y sus mariachis que permiten que los mejores activos acaben escondidos en paraísos fiscales.

Bien, esto y muchas cosas más se dicen en el libro, quisiera recordar que fue editado en 2003, estos asuntos, por entonces, ya tenían su enjundia, pero ahora cuando los bancos reciben ingentes cantidades del Gobierno español que gravan el presupuesto nacional y arruinan el país con deuda soberana ya no es lo mismo. A toda esta bazofia hay que añadir un asunto de defraudación fiscal de la familia Botín, a escala estratosférica, que pone de manifiesto lo que en el libro se apunta: Suiza era el refugio de la fortuna de los Botín. La sociedad Parasant S.A., domiciliada en esos lares,  recibía los fondos después de regresar sigilosamente del paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas. El presidente del primer banco del país y su familia han defraudado a Hacienda, durante muchos años, al esconder 2.000 millones de euros en un banco suizo –según mis cuentas, se puede multiplicar esta cifra por seis-. Ningún dirigente político ha hecho comentario alguno, los feroces tertulianos se han olvidado del tema, ningún editorial de periódico que dicen partirse el pecho en la defensa de los ciudadanos se ha pronunciado, ningún artículo de estas plumas tan afiladas ha visto la luz. Mutismo absoluto, los que tienen que decir no han dicho esta boca es mía. ¿Qué clase de democracia es esta?

Platón propugnaba una república aristocrática, gobernada por los sabios. La sociedad actual guarda semejanzas con la sociedad platónica pero con una importante diferencia: quienes gobiernan son los ricos y poderosos. Esta camarilla dispone de una guardia pretoriana que una vez que se hacen con el poder lo utiliza para bunquerizarse contra todo. La justicia es su mayor aliado y para muestra un botón. ¿Te puedes creer que el primer banco del país, el Banco Santander con más de un millón de accionistas realice un Junta General clandestina con 64 asistentes la mitad de ellos entre el estrado y decorado? Si de eso se trató de un decorado al estilo de la serie televisiva de Misión Imposible, las imágenes, de la Junta General de Accionistas, ni fue general, ni fue de accionistas, nunca mostraban el público que se suponía estaba presente en un engaño general. Parece imposible este teatro pero Emilio Botín y sus mariachis montaron el circo. Si te apetece saber algo más de este episodio nunca explicado por los numerosos medios de comunicación que siguen las juntas bancarias en la barra de este Blog encontraras una entrada “El banco paralelo del Santander”. Te anticipo que va precisamente de eso, del banco paralelo que oculta en Banco Santander.

Bancos, Banqueros, Bandidos

Editado por Liburuak en 2002. Fue un éxito editorial se vendieron muy cerca de los 20.000 ejemplares. De esta obra Ediciones Foca hizo una reedición en 2009. El libro pone de manifiesto que la “autoridad competente”: el Banco de España es, simple y llanamente, el Don Corleone de sus ahijados los bancos y por derivación las instituciones financieras. Todos sabemos que los bancos nos roban. Bancos, Banqueros, Bandidos, nos explica como lo hacen para desvalijarnos con total impunidad. Los banqueros han inventado mil y una tretas para, euro a euro, rapiñar el dinero de sus clientes: las comisiones, los cargos indebidos por cualquier concepto, las hipotecas basura, la fluctuación de los tipos de interés… En cada operación hay una trampa. Este expolio enriquece año a año a la banca obteniendo unos beneficios que viajan en limusina. Los bancos siempre ganan y quienes pierden son invariablemente los ciudadanos, convertidos en simples clientes. Los super beneficios y las artimañas de los banqueros se sustentan en la ignorancia de sus clientes por lo que no tienen el más mínimo interés en ofrecer una práctica transparente.

El libro no sólo versa sobre los bancos y sus parientes, las cajas de ahorros, sino que es un compendio del sistema financiero. Trata, con nombres y apellidos, de los seguros y de las particularidades de un sector de pillos que tiene enquistada la letra pequeña en sus pólizas. Bancos, Banqueros, Bandidos, analiza los resortes de la Bolsa y sus triquiñuelas para engañar a los modestos inversores Bancos, Banqueros, Bandidos, y explica como una retahíla de comparsas reman en la misma dirección: los auditores, los analistas de inversión, los medios de comunicación … Su objetivo es el mismo: exterminar los ahorros de una vida. En más de cuatrocientas páginas se pone al descubierto la impunidad con que suele actuar el poder económico en nuestros días, una situación a la que no ponen remedio ni una clase política que, por lo general, prefiere mirar hacia otro lado, ni unas instituciones de control que permanecen anestesiadas.

Los bancos son unos de los grandes causantes de la crisis que asola el planeta, y, no obstante, son los principales beneficiarios de las medidas adoptadas por los gobiernos para paliarla. Incluso en época de vacas flacas siguen presentando beneficios millonarios, cualquier lector tiene presentes los mil y un instrumentos que, en forma de comisiones, cargos incorrectos, fluctuación de tipos de interés, etc., les ayudan a engrosar sus cuentas de resultados. Los bancos siempre ganan, y quienes pierden son, invariablemente, los ciudadanos.Para protegerte de esta plaga en la barra de este Blog encontraras una entrada “Consejos para protegerte de los bancos”, si tienes un rato libre le puedes echar un vistazo; te será útil.

    Jaque al Virrey

Akal Ediciones en 1998. Mi primer libro Jaque al Virrey describe a Jordi Pujol y su partido Convergencia Democrática de Catalunya desde una óptica al margen de convencionalismos al uso. Supongo que por esta razón, de dar a conocer la cara oscura del pujolismo, fue un éxito de ventas. Akal Ediciones me liquidó 20.000 ejemplares en varias ediciones. Me costó horrores encontrar editor, en Barcelona desde luego ninguno, tuve que recurrir a Madrid. Ramón Akal, en un acto de valentía, decidió que el libro saliera a la calle. En aquel momento Jordi Pujol era la bisagra que sostenía al gobierno y en consecuencia su poder era estratosférico. Además, lo ejercía con ostentación y pompa. Visto en la distancia, de los años transcurridos, parece que los temores no fueran tan alarmantes. Desde luego en Cataluña se interpretaba como una herejía: Pujol era intocable y en Madrid, por conveniencia política, el diario ABC lo declaró “el hombre del Año”. Había para todos los gustos. Publicado el libro, sobresaltos tuve alguno y algún que otro susto en un repertorio, muy variado, de insultos. Nada más.

Meterme en líos siempre ha ido conmigo. No podía ser de otra manera cuando se tiene enquistada una propensión al riesgo en un desafío a confiar en mí mismo. Yo lo explico así, pero otros lo resumen al decirme que soy “un echao pa lante”. Pero escribir este libro tenía una sola motivación: dar a conocer, a quien pudiera estar interesado, la cara oscura del pujolismo. Jordi Pujol acabará teniendo sin duda un lugar de privilegio en la historia de Cataluña y de España, una historia ya escrita en la actualidad, cuando se empieza a hablar del pospujolismo omitiendo esa cara oscura. He tenido la oportunidad de estar presente en un escenario, El Correo Catalán, donde se han interpretado las diferentes obras del pujolismo, desde sus inicios hasta la consolidación de su poder. La visión de lo que acontecía desde el diario ha tenido diferentes perspectivas, desde el “gallinero” a las primeras filas de platea, dependiendo del cargo que ocupara durante más de veinte años, los últimos cinco en la gerencia como administrador único. La visión, desde este lugar de privilegio no coincide con la versión oficial escrita, pero restablecer la verdad me obliga a discrepar. Discrepar de un sistema que ensalza como virtud el espiritu de Fuenteovejuna, el “todos a una”, premisa indispensable de un orgullo patrio que no comparto. El partido que Gobierna Cataluña ha impulsado una cultura democrática con fobia hacia la discrepancia; las cosas no son como son, sino como algunos dicen que son, y todos de acuerdo. No se sabe en qué se está de acuerdo, lo que importa es estar seguro en que se está de acuerdo.

Convergencia Democrática de Catalunya y, sobre todo, su líder indiscutible, Jordi Pujol, dicen haber construido un país estructurado en torno a su pal de paller (palo del pajar), vertebrador de una sociedad poco menos que idílica; sin embargo, ese pal de paller, aparentemente lustroso y barnizado tiene instalado en su interior en virus de la mentira. Este libro es una modesta contribución en la necesaria tarea de describir la carcoma que corroe tan esplendoroso palo.

Las mil caras de Jordi Pujol

Editorial Tres Tigres en 2003. Este libro escrito junto a mi amigo Jaume Reixach, editor y director del semanario El Triangle, tuvo una difusión limitada a Cataluña con mejores críticas que ventas. Una pena, por problemas de la editorial no tuvo difusión y se perdió en medio de la avalancha de libros que se publicaron cuando Pujol dejo la presidencia de la Generalitat de Catalunya. Todos, y cuando digo todos fueron todos, quizás una docena de los libros publicados, según decían en aquel crucial momento de la vida de Cataluña, hacían referencia a Jordi Pujol como el San Jorge que mató al dragón que sacaba fuego por la nariz y tenía acoquinada a la población catalana, la excepción de este ensalzamiento generalizado la daba Las mil caras de Jordi Pujol que ofrecía una exhaustiva panorámica de la trayectoria vital del personaje. El libro abarca no sólo su proyecto político sino también la casi desconocida etapa empresarial de Jordi Pujol además de las aventuras y desventuras de la familia Pujol.

Tenía especial interés en dar a conocer a las nuevas generaciones, que habían oído hablar casi diariamente de Pujol, (cuando menos en Cataluña) unos solidos referentes para interpretar a un personaje que siempre ha estado ahí junto con una abundante camarilla en constante formación, tanto así que conforme pasaron los años, 23 en el poder, hasta los más recalcitrantes adversarios se fueron uniendo al distinguido coro de su entorno. Cuando escribí el libro pensé en las nuevas promociones de periodistas que salían de la facultad sin conocer a esta procesión de personajes. El índice onomástico llenaba veinte páginas. El quien es quien estaba en el libro. Además estaba lleno de anécdotas inéditas. No trataba de hacer un retrato objetivo ni una narración aséptica, sino una descripción de los acontecimientos más destacados del régimen pujolista, desde una óptica crítica. Si la foto sale movida no es por culpa del fotógrafo, sino de nuestro protagonista: Jordi Pujol, que no para quieto. La multipersonalidad de Pujol hace necesaria la clásica tira de fotomatón, donde la misma cara tiene expresiones diferentes. De ahí el título del libro: Las mil caras de Jordi Pujol

En preparación

Siempre, con mayor o menor ímpetu, he estado escribiendo y pasando a limpio, por decirlo de una manera, todo aquello que he ido descifrando sobre la maraña de asuntos económico financieros que nos ha caído encima, Distinguir, entre la ingente cantidad de noticias del día aquellas que llevan camuflado el virus mediático de ir comiendo el coco, de aquellas que puedes, por ti mismo, ir atando cabos es una labor titánica. A esto me he dedicado viendo venir los acontecimientos, hasta cierto punto, previsibles. No se trata de ningún don mesiánico sino más bien de una atenta observación de los acontecimientos sin olvidar de echar mano del archivo, con profusión de datos, en el que cuenta la brutalidad con la que actúa el poder económico en reiteradas ocasiones. Para salir de esta, lo mejor parados, nos es necesario poder contestar a la pregunta ¿Qué se puede hacer frente a esta situación? Ahí está la clave. Si tu lectura ha llegado hasta aquí quisiera recomendarte una entrada en la barra de este Blog donde encontraras “La oportunidad de Oro”. Te anticipo mi agradecimiento, te hará pensar que no necesitamos líderes sino gestores que podamos despedir si no hacen bien su trabajo. No hay otra salida, o hay muy pocas, en este contexto de impunidad absoluta está más que visto que nos conduce inexorablemente a la pérdida de nuestra propia soberanía con graves consecuencias para todos nosotros. También me he enfrascado en poner en práctica la idea de un nuevo género literario, otra de mis osadías, que combina la predicción de acontecimientos novelados con un anexo de no ficción. Una parte ayuda a entender la otra. Son tres libros de los que tengo acabado uno y otro por la mitad. Algún día, espero que más pronto que tarde, los daré por acabados.

8 respuestas a Mis libros

  1. Alberto Navarro Gómez dijo:

    ¡Muchas gracias por tu trabajo, hace que uno se sienta más libre a través del conocimiento, o al menos de otro enfoque! Atentamente, Alberto

  2. jose dijo:

    soy de Peru, y le agradesco por la manera en como nos cuenta, de manera suelta y simple, pues llevo escuchando como es la crisis en la Madre Patria, y enterarme el como, cuando y porque de las bancas, supongo que tambien se aplica a nivel mundial el funcionamiento o el BIENHACER de estos bancos. Solo reiterarle la alegria de saber que aun hay en el mundo personas que obran por el projimo, Un abrazo y siga adelante querido josep.

  3. Pingback: ESCRITORES QUE PARTICIPAN EN EL LIBRO COLECTIVO SOBRE EL 25s « Editorial Manuscritos

  4. jose dijo:

    En esto hay para mas de un libro.http://canalafinsa.blogspot.com/

  5. enrique fustgueras guillén dijo:

    MI COMENTARIO, PARA NO REPETIRLO, ESTA EN “LA OPORTUNIDAD DE ORO”….HA LEÍDO LOS LIBROS.- AFECTUOSOS SALUDOS.- €nrique.-

  6. Manuel dijo:

    Su labor es encomiable. Gracias y le deseo lo mejor. Hace falta más gente como usted.

  7. juananruiz dijo:

    Hola Josep Manuel, he descubierto tu bloog y tu trabajo a través del podcast del vórtice. Mil gracias por compartir tus conocimientos en la red y felicidades por tu valentía al denunciar todos estos atropellos. Me gustaría saber donde se pueden adquirir tus libros y si alguno de ellos está disponible en formato electrónico. Un afectuoso saludo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s