El perpetuo robo en el precio de la gasolina


293984_169071286510003_100002213998576_343005_1885488618_n[1]Las petroleras han encontrado el sistema de manipular a su conveniencia el precio de los carburantes, es de tal magnitud el volumen de dinero que mueven que el robo, a los bolsillos de los ciudadanos, se hace estratosférico ya que se trata de un producto estratégico que repercute en el transporte de las mercancías y en los productos derivados del petróleo que representan un universo. Estamos perdidos, lo que aquí se cuenta ha sido silenciado por los grandes medios de comunicación. Si se silencia lo que ocurre es para favorecer a las compañías petroleras ¿No dicen estos medios que están al servicio de sus lectores y ciudadanos? Aquí, la dicotomía esta aclarada: están al servicio de sus amos, un poder económico que los sostiene y los utiliza. Tradicionalmente, estos medios siempre han encontrado un resorte en su proselitismo al afirmar que los acontecimientos geopolíticos son los que hacen incrementar el precio del petróleo. No podía faltar, en su argumento, los acontecimientos en Egipto que aunque no sea un productor de petróleo la razón geopolítica de la ruta del canal justifica incrementar, pese a la recesión, el precio del petróleo. En un mundo inestable no es de extrañar que cada semana surja un conflicto entorno al petróleo y si no surge se le hace germinar y estamos al cabo de la calle. Sin embargo toda es pléyade de escribientes y opinadores en un cortejo compacto no se preguntan si es transparente la formación de los precios de los carburantes. Para seguir adelante en la narración se hace necesario ver: El precio de la gasolina esta orquestado en una subasta de trileros Sigue leyendo → es imprescindible para no repetir lo que ya está dicho: la formación de los precios de la gasolina parte de una subasta amañada, la subasta Platts, donde, al igual que el sector eléctrico, los mismos que ofertan son los mismos que demandan. En estas condiciones es totalmente imposible que surjan precios sostenidos por una operativa estable cuando a todos los concurrentes en la subasta les interesa un precio mayor.

c1DLxuzt[1]Santa inocencia. Tan fraudulento es el teatrillo de la subasta Platts, reducto donde se manipula un buen número de materias primas, es el lugar equivalente al gallinero custodiado por el zorro. La lógica y el sentido común se han ido de vacaciones, hace tiempo que a las instituciones europeas les tenía que haber llamado la atención la pantomima de la subasta Platts. La subasta, para obtener un precio, referida a la gasolina se lleva la palma por el volumen dinerario que significa. Lo acontecido a comienzos del pasado mes de mayo, y como se ha dicho silenciado, trata del mandato emitido por el Comisario de la Competencia, Joaquín Almunia al ordenar registrar la sede de Platts, (propiedad de McGraw Hill Financial Inc.) la entidad encargada de publicar el precio del crudo negociado en el mundo. No acabó aquí la orden de Almunia, a la orden de registro de Platts se unió la de algunas de las principales compañías del sector, Royal Dutch Shell, British Petroleum y Statoil. Se les acusa, explícitamente, de la manipulación del precio de los carburantes, lógicamente al alza en beneficio propio desde 2002. Los habituales a este blog tuvieron noticia de la manipulación del precio de la gasolina hace más de un año a través del mencionado artículo en el párrafo anterior. Llama poderosamente la atención el mecanismo de la subasta Platts por el que se construyen estos índices internacionales. Todo el circo se limita a recabar datos proporcionado por los distintos operadores. A través de estos datos surgirá el precio de la gasolina facilitado por las propias petroleras donde magnifican el precio que han comprado el crudo que necesitan para su acopio o refino. Tan solo es una ficción ya que la remisión de los datos es voluntaria y no necesariamente total y lo más importante nadie, absolutamente nadie comprueba la veracidad de la información remitida. Sin control alguno es de esperar que las mentiras sobrepasen a la verdad y que se magnifiquen, únicamente,  aquellas transacciones que benefician sus intereses.

300px-Spain_traffic_signal_s105.svg[1]Para manejar los precios a la conveniencia de oligopolios no hay nada mejor que montar una subasta donde exteriormente se parece a un Huevo de Pascua, decorado por fuera pero vacío por dentro. Antecedentes a toda esta operativa no faltan. Ver la vida y milagros de la subasta CESUR, un contubernio de estafadores donde se le pone precio a la electricidad española. Resultado: hace inmensamente ricos a unos hampones asentados en el poder político – económico y hunde el país sin remisión El déficit tarifario de las eléctricas es una estafa de 24.000 millones de euros Sigue leyendo →. Doy por hecho que estás al corriente de la ficción por donde se mueve la dichosa subasta y el volumen de la estafa cargada en el recibo de la luz. El volumen de la subasta Platts de las gasolinas se sale del mapa cuando alcanza un mercado que mueve 2,6 billones de euros año, el equivalente a dos veces y media el PIB de España, aunque solo sean decimales la rapiña ya les merece la pena. Los antecedentes de estas macro estafas cuenta con la facilidad con que pueden ser llevadas a cabo con la connivencia de las autoridades que deben de velar por los derechos de los consumidores. Hace falta recordar el escándalo financiero del LIBOR (London Interbank Offered Rate), cuyos protagonistas, bancos comerciales y de inversión, simulaban que se prestaban dinero unos a otros para acomodar el tipo de interés que aplicaban a sus clientes a los que pasaban por el aro de modificar las condiciones contractuales cuando eran simple y llanamente alteradas a su malsana conveniencia. Una vez descubierto el pastel en lugar de meter a los banqueros responsables del Royal Bank of Scotland, Unión de Bancos Suizos (UBS) y Barclays a la cárcel se les acumulan 2.500 millones de dólares en multas, que veremos si las pagaran, y se les aplica un proceso judicial que acabará olvidado en el tiempo de los tiempos.

La tentación vive arriba

imagesCACI5N52Sobre el dinero que mueve el petróleo se ha dicho lo suficiente como para que ese tinglado se alejara de prácticas monopolísticas, pero es tan grande el pastel que las oligarquías, como mucho, están dispuestas tan sólo a aparentar que se mueven en un capitalismo al uso. Al monstruo no hay quien lo domine ya desde el mismo momento de su fatal alumbramiento en 1911: la Corte Suprema de los Estados Unidos confirmó que la estructura y el desempeño de la Standard Oil se ajustaban al término de monopolio  exigiendo su desmembración. El holding se dividió en 34 empresas independientes. John D. Rockefeller, presidente y principal accionista de la compañía además de haber sido uno de sus fundadores, la decisión de la Corte Suprema aun lo hizo más rico. La  Standard Oil Company of Nueva Jersey, se convirtió en la Exxon, y la Standard Oil Company of Nueva York se transformaría en la empresa Mobil. Desde entonces el imperio del petróleo a campado a sus anchas sobornando a primeros ministros, monarcas y a quien se le ponga por delante. Para mayor detalle convendría ver El impuesto sobre la gasolina se camufla en las cuentas de Repsol Sigue leyendo → y al final del post en un apartado El oscuro deseo de oscurecer narra un episodio en el que Felipe González se refiere a las comisiones del petróleo que van a parar a las cuentas del Rey Juan Carlos I. Las petroleras apuntan arriba lugar donde vive la tentación pero es por abajo donde cuecen las habas. En 2009 la Unión Europea fue informada de la posibilidad de que existían fundadas sospechas de la existencia de fraude en la subasta Platts y el entonces comisario de Energía descartó profundizar en la materia porque “nadie cuestiona la validez del indicador” y Santas Pascuas, aquí acabó todo.

images[6]

Eva Joly, jueza en Francia y autora del libro: Este es el mundo que queremos vivir?

 No obstante, la investigación sobre la manipulación del índice Libor llamó la atención sobre los puntos de referencia financieros en general y sembró la duda de cómo estas agencias informan sobre este índice. La pregunta se respondía por si sola: si los bancos más prestigiosos del mundo estaban metidos en un montaje fraudulento de tal magnitud igual podía estar ocurriendo lo mismo en otros indicadores. Platts publica los precios de referencia que se utilizan para determinar el coste que las refinerías pagan por el petróleo crudo a la vez el precio que los distribuidores pagan por el combustible como producto acabado de la gasolina o diesel. Llama la atención que esos acuerdos, en lugar de un registro completo de todas las operaciones, son los que se utilizan para determinar el precio cuando se trata de las mismas compañías que ofertan son las mismas que demandan. La industria del petróleo tiene una particularidad: la misma empresa extrae el crudo, lo refina y lo vende en las estaciones de servicio. El poder de las petroleras es inmenso, convendría recordar la guerra atómica que Total, la tercera compañía petrolera más grande de Europa, llevó a cabo contra la jueza Eva Joly. El montaje tiende al control absoluto ya que hasta un 80 por ciento de todas las transacciones de productos de petróleo crudo están vinculados a precios de referencia, tales como las publicadas por Platts, mientras que hasta un 20 por ciento están relacionados con los mercados de futuros negociados en el Nymex y el ICE. Platts representa el 95% de las transacciones de crudo, y el 90% de los productos derivados del petróleo. Las evaluaciones publicadas por Platts y sus competidores como Argus Media Ltd. e ICIS Reed Business Information se utilizan para fijar el precio de las materias primas utilizadas en todo, desde bolsas de plástico, piezas para automóviles, productos de la industria química de base, así como el carbón, la energía, los metales, las emisiones, el gas natural licuado y repercute en las tarifas de avión y hasta en los cosméticos.

rueda 001Las sospechas de la Organización Internacional de Comisiones de Valores de que Platts manipulaba sus precios proviene de abril de 2012 al sostener que “el precio del petróleo publicado es erróneo varias veces al año.”. El proceso de la falsa evaluación de los precios de Platts, en particular para el petróleo crudo, productos refinados del petróleo y los biocombustibles, el engaño se puede estar originando desde 2002. Las petroleras han sido objeto de vigilancia antimonopolio de la UE, en septiembre de 2006, se multó a 14 empresas con 346 millones de dólares por la fijación del precio del betún, un producto derivado del petróleo utilizado para fabricar asfalto, Shell, cuya multa se incrementó por ser reincidente, recibió la mayor sanción. En 2007 Bruselas multaba a Repsol con 80 millones de euros y a Cepsa con 83 por incurrir en el pacto ilegal de los precios del alquitrán. Las compañías se reunían anualmente y en secreto para pactar los precios, y las cuotas de mercado se le llamó la Mesa del Asfalto. Se trató, según la comisaria comunitaria de Competencia, Neil Kroes, de una “estafa y un engaño a las empresas constructoras, a las autoridades públicas y a los contribuyentes”. A base de multas no se resuelve nada, las compañías reinciden una y otra vez ya que la relación entre multa y beneficio obtenido es descomunal. La lucha contra el oligopolio es desigual cuando los responsables públicos no ponen toda la carne en el asador y los medios de comunicación les ríen las gracias. Los dos gigantes del mercado español, Repsol y Cepsa, han acumulando en su contra multas y sentencias relacionadas con la falta de competencia que no avalan su voluntad de ceder en su postura de robo descarado a los consumidores. GetAttachment[1]Para cuando se de la vuelta a la tortilla no quedara otra opción que la nacionalización de las compañías petroleras. En este capitalismo de pacotilla los ciudadanos han sido recluidos a la categoría de clientes y consumidores engañados. La gente desconoce su verdadero poder, tan sólo con un “hasta nunca más” los de la viñeta tienen suficiente. 

Acerca de ataquealpoder

Periodista y escritor.
Esta entrada fue publicada en El dinero del petróleo y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El perpetuo robo en el precio de la gasolina

  1. lors1 dijo:

    Reblogueó esto en Lors1.

    Me gusta

  2. Néstor ESTEBENZ NOGAL dijo:

    Poder social y consumos protocapitalistas. Néstor Estebenz Nogal
    Evidentemente, “la gente” desconoce su verdadero poder, de conocerlo y hacer uso de él podría iniciarse otro proceso histórico. Para esto, además de hacer números y decir que gente= totalidad social o que una mayoría de un alto porcentaje puede librarse de una minoría exigua que no pasa de ser una mota de polvo, habría que hacer lo siguiente: que toda la gente pivotara en torno a un mismo objetivo. Cuando se hacen propuestas en esa dirección puede que una parte de la gente las siga, pero no así otra parte. El supuesto de una unidad de acción aspavienta todas las coyunturas y así van pasando las décadas. No solo eso, también pasan las generaciones. Hay quien sostiene que una sociedad como la española se ha vuelto acomodaticia, increativa, pasotista,…nada a ver con esa sociedad de hace un siglo: combativa, politizada, resuelta, dispuesta a comerse el mundo.
    Ciertamente, el poder de la gente, el poder de la mayoría, es doble: el de la producción y el del consumo. En cuanto el primero, se viene demostrando en los movimientos sociales que la discusión no es tanto con la producción sino contra el deceso de ella, ya que a menos producción menos puestos de trabajo y por tanto menos salarios y pérdida de poder adquisitivo. Esa cadena de 4 eslabones directamente enlazados deja intacto todo el acontecimiento de inspiración capitalista de la superproducción. En el fondo se desea y ama un mundo superproductivo porque al haber empleo para todos también se derivarán negocios y beneficios en general.
    En cuanto el segundo poder, el del consumo, las tentativas para ponerse de acuerdo en no pagar en masa precios abusivos no prosperan. En otras ocasiones históricas la subida de los tranvías o del pan en una peseta produjo huelgas generales. Actualmente en un solo año puede haber aumentos de un 20% en cuestiones básicas (ocurrió con la vivienda, ocurre con el combustible, ocurre con la electricidad,…) y la sociedad en masa (esa masa tan poderosa) paga y achanta. Cada vez que un individuo paga por algo injusto está actuando de una forma protocapitalista, consolidando un sistema que lo esclavizará más y más.
    Se divulga que detrás de las subidas de los precios de los recursos más importantes están los grandes decisionarios que controlan las fuentes de riqueza. Aprietan los tornillos todo lo que pueden o los garrotes viles hasta un milímetro antes de la asfixia dejando a mínimos la sociedad para que siga en su condición esclava, pseudoconsumista y laboralmente sometida. Las evidencias del expolio y de los atropellos son constantes y diarios, también las rabias y las protestas, pero no hasta el punto de acciones fulminantes y decisivas para parar toda una economía espirálica que sigue agrediendo a la población y privilegiando a sus expoliadores.
    Los aumentos de precios de cada artículo recategorizado y elevado a básico (la electricidad y el combustible lo son) no están hechos sin cálculos previos y sin estudios de predictibilidad de los sucesos ante cada aumento. Las petroleras por un lado y los estados por otro saben que por mucho que aprieten el yugo poblacional, la gente, esa gente que tiene tanto poder en el bolsillo pero que todavía no se ha atrevido a manifestarlo (¡y ya verás cuando lo haga, saltaran todos los ojos de las cuencas de los explotadores!) seguirá de comparsa consumista con los nuevos precios.
    Todo el mundo sabe que si alguien establece un precio para ganar más pero no justificado por el coste derivado por traer la mercancía no se le paga, el servidor regresará al precio anterior. Pues bien, ¿por qué no se hace? ¿Por qué ante nuevas pujas tarifarias la sociedad (esa sociedad, repitámoslo una vez más hasta el ridículo, que tiene tanto poder potencial) decide no asumirlas? Preguntas infantiles expresamente incorporadas a este línea argumental ¿Puede vivir una casa sin electricidad durante 30 días seguidos, por ejemplo, o pueden dejarse los coches particulares en casa y no usarlos durante 90 días? Pues, es cuestión de que cada cual se traslade las preguntas a su ámbito particular. Responderé a mis dos preguntas: ¿puedo vivir sin electricidad y no usar coche durante periodos de esa longevidad? Sí, sí puedo, si me das unos meses por delante para prepararlo. Incluso podría doblar las cifras, también triplicarlas o hasta cuadruplicarlas. ¿Cuánta gente podría sumarse a una iniciativa de este tipo? Un millón de personas en todo un país, ¿Por qué no 25 millones, lo cual ya significaría la totalidad de hogares? Salvo el transporte público y de mercancías que siguiera precisando de gasoil y los hospitales, instituciones y empresas que siguieran usando electricidad como excepciones, millones de personas podríamos hacer la experiencia de renunciar a algunos supuestos lujos durante una temporada y reaprender a vivir sin ellos. ¿Haría eso bajar los precios? Por supuesto, y daría el poder de control a la economía en esos sectores a los consumidores en lugar de a los capitalistas qué comercian con ellos. Sin embargo ese tipo de convocatoria ni siquiera es planteada por los grupos profesionalizados o especializados en la agitación social. De una parte tenemos que los trusts o monopolios controlan el tema tanto de los grifos de entrada como de sus taifas, saben que pueden seguirnos atornillando al máximo porque saben que no estamos dispuestas a meter aunque sea en un paréntesis nuestros trenes de vida; y de otra, los eslóganes de temporada coyuntural de las luchas descartan la capacidad de respuesta de una sociedad demasiado conformista como efectivamente así es. (Estudiamos en otra parte las razones psicosociales de porque la protesta airada cumple a veces más una función de auto justificación del propio conformismo que de convicción en conseguir objetivos o cambios)
    ¿Puede suceder una acción de este tipo (de suspensión del consumo por medio año de lo uno y de lo otro) en alguno de los países de Europa? No, no lo creo, porque la mayoría, esa mayoría que tiene el poder, no es, ni está en condiciones de ser por el momento, una fuerza disuasoria. Al no hacerlo se perpetuará en el discurso de la ´replica y del malestar contra los que elevan los precios pero en la práctica los continuará pagando masivamente a excepción de aquellos pocos que acaban en la marginación absoluta y prácticamente pasan a la indigencia siendo un revulsivo para el resto. La ecuación que iguala pueblo a poder es falsa y no se sostiene aunque en algunas pizarras pueda escribirse la aritmética simple que millones de individuos podrían someter a algunas decenas o cientos de miles. Mera teoría. La verdad de los movimientos sociales es que siempre han sido las minorías las que han dirigido a las mayorías aunque puntualmente estas hayan creído ser las grandes rehacedoras de la historia.
    En el supuesto de que una acción masiva de no consumo se diera para contener los precios tampoco habría que descartar una de las bazas que el sistema guarda y que solo de tarde en tarde se saca de la manga, la de la militarización del trabajo (se habló de ello cuando las huelgas de los controladores aéreos en España) para quienes se apunten a las consignas de huelgas generales o incluso la militarización del consumo (algo a no descartar dentro de la perspectiva del totalitarismo político en curso de crecimiento) obligando a sanciones por no consumir tanto si se necesita como si no.
    El mundo del futuro continuará dependiendo de la electricidad pero previsiblemente las fuentes de ella no necesitaran pasar ni por las empresas suministradores ni por las productoras que la envíen desde grandes distancias. Las casas del futuro bien podrían tener sus propias fuentes de energía in situ tanto para ellas como para recargar las baterías de los vehículos particulares de desplazamiento. Eso sería sinónimo de autonomía doméstica que derivaría en mayor libertad personal. Obviamente la libertad es y será un mal negocio para las grandes empresas especializadas en hacer pagar más aunque sea en tiempos de infraconsumos.

    Me gusta

  3. Pingback: El perpetuo robo en el precio de la gasolina | ...

  4. MDF dijo:

    SR n.26: Rajoy debe ser procesado en La Haya, Anticorrupción investiga si el Govern Balear ha pagado sueldos de empleados Casa Real que no aparecen, más sobre el caso Bárcenas, El Estado da por perdidos los 25.000 millones de dinero público que succionaron los bancos, VPO atrapadas en la SAREB tendrán que firmar la hipoteca antes del 5 de agosto si no quieren perder las ayudas, Ley para la eliminación de las ayudas sociales a las personas que no puedan costeárselo, Santiago de Compostela con Hospital cerrado a pesar del accidente ferroviario, Fallo del sistema de seguridad en el accidente de alta velocidad, Tres líneas del AVE en España carecen de sistema de frenado totalmente automatizado, Aumento del paro en Galiza…

    Descargar en: http://aims.selfip.org/~zzz_AQ8OVAPXU62DG7YC/sr/2013_07_27_026_00_SR.pdf

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s