Los impuestos en la factura de la luz son inconstitucionales


imagesCAXZGW5WLa tarifa de la luz se ha salido de madre, a los insoportables aumentos de los últimos años se añaden bajo mano, en una engañosa reforma eléctrica, incrementos del 27% para atragantar a los consumidores con el mentiroso déficit de tarifa. No acaba aquí la cosa: los impuestos repercutidos en la factura de electricidad son inconstitucionales. La mitad de lo que se paga en la factura de la luz corresponde a impuestos. Los gobiernos de turno en lugar de aplicados en los Presupuestos Generales del Estado han preferido la vía directa de incluirlos en la factura. ¿Qué se consigue con esto? Muchas cosas a favor de unos pocos pero además tiene la pega que la familia Botín paga, por los impuestos introducidos en la factura de la luz, lo mismo que un pobre de solemnidad o un parado de larga estancia en el paraíso. Este pequeño detalle es lo inconstitucional de las reiteradas decisiones del gobierno en saltarse a la torera un principio básico en la contribución fiscal: los que más tienen pagan más. No acaba aquí la astracanada de los de la voz de su amo y los del sindicato del crimen, no sólo la parte de la factura que se refiere a los impuestos es, como se ha dicho, inconstitucional sino que la reforma eléctrica ha cambiado la ponderación de los términos fijo y variable de la factura eléctrica. Así, de amagadillo, se configura una tarifa plana, veamos: el término fijo o de potencia se paga independiente del consumo (incluso sino se gasta nada) se encarece en un 77%. Para compensar esta subida se baja el término variable o de consumo en un 23%. El resultado final es un apetitoso 27%- Ver El cuento de hadas de la reforma eléctricaSigue leyendo . Si se encarece el fijo y se reduce el variable ¿Es o no es el camino a una tarifa plana? Si lo es, vuelta a lo mismo por la factura de la luz la familia Botín pagara lo mismo que la familia de un funcionario o del conserje del banco. Los que más tienen acaban favorecidos por estas decisiones del gobierno, tanto en la mitad que son impuestos como en la otra mitad que es consumo, es decir, poco importa si gastas mucha electricidad tanto como hasta derrocharla, como aquel que gasta poco con intención de ahorrar. Además, se incrementa descaradamente el fijo para desincentivar a una incipiente industria que instala fotovoltaica con el fin de que nuestros representantes en el Congreso de los Diputados puedan defender a capa y espada a las tradicionales eléctricas que hunden el país y engrasan la maquinaria de los partidos políticos. Veamos la malsana costumbre, gobierno tras gobierno, de tomar a la ciudadanía por rematados imbéciles.

imagesCA2JBMDKEn definitiva, con cargo a la tarifa, los consumidores españoles llevan pagando a las empresas eléctricas las consecuencias de las ruinosas inversiones en generación nuclear desde tan temprana época como 1983. Las cuestiones han sido múltiples y variadas desde el “parón” nuclear que si a alguien favoreció fue a los gestores de las empresas eléctricas que las embarcaron en una aventura de inversiones mal planificadas y financiadas en divisas en épocas muy difíciles para la economía española. Pero  supongamos, por un momento, que toda la responsabilidad del “parón” hubiera sido exclusivamente del gobierno. Si así fuera, las indemnizaciones que esa decisión debería haber ido, como y con las demás cargas publicas, a los Presupuestos Generales del Estado y no como se hizo sufragadas por los consumidores. Y, por lo mismo, deberían haberse financiado como las demás partidas: con los tributos y demás prestaciones patrimoniales de derecho público y, de no bastar, con deuda pública. Desde luego, en ningún caso mediante un “recargo” en la tarifa eléctrica. El suma y sigue a la factura de la luz se aplicaron los Costes de Transición a la Competencia, una verdadera fortuna de la época a la que se ha añadido el desfalco a las arcas públicas del inexistente déficit de tarifa. Hasta aquí podíamos llegar teniendo en cuenta que no puede sostenerse seriamente que el consumo de energía eléctrica sea voluntario, el recargo tarifario materialmente funciona con el mismo grado de coactividad que un tributo, si se prefiere y por usar un concepto más amplio acuñado por el Tribunal Constitucional, como una prestación patrimonial de derecho publico. La Sentencia 185/1995 sobre Tasas y Precios Públicos, el TC precisa que la libertad o la espontaneidad exigida en la decisión de obligarse de un ciudadano debe ser real y efectiva. Atentos a lo que viene a continuación ya que es la madre del cordelo. Eso significa que “deberán considerarse coactivamente impuestas no sólo aquellas prestaciones en las que la realización del supuesto de hecho o la constitución de la obligación es obligatoria, sino también aquellas en las que el bien, la actividad o el servicio requerido es objetivamente indispensable para poder satisfacer las necesidades básicas de la vida personal o social de los particulares de acuerdo con las circunstancias sociales de cada momento y lugar o, dicho, con otras palabras, cuando la renuncia a estos bienes, servicios a actividades priva al particular de aspectos esenciales de su vida privada o social “

imagesCA3FGTRICon la articulación de esos recargos vía tarifa (la tarifa no es sino un precio privado fijado administrativamente) la financiación de las cargas ocasionadas por una decisión política se efectúa así en contra de los principios que inspiran la Hacienda Pública en un Estado de Derecho. En el artículo 31 de la Constitución se establece que:

“Articulo 31. 1. Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio. 

2. El gasto público realizará una asignación equitativa de los recursos públicos y su programación y ejecución responderán a los criterios de eficiencia y economía.

3. Solo podrán establecerse prestaciones personales o patrimoniales  de carácter público con arreglo a la ley.”

Este articulo, resumen de la democracia desde sus más genuinos orígenes, no deja lugar a dudas e interpretaciones con tal de saber leer es suficiente. Las consecuencias de desconocerlo fueron y son muy injustas. Con la formula de recurrir a la tarifa para financiar cargas públicas no se hace otra distinción que la resultante de la propia tarifa. Con esa distinción, como las tarifas más altas son las de los consumidores finales, los más sacrificados, son las pequeñas empresas y las familias. Si alguien tiene alguna duda acerca de lo “oscuro” que es el mundo de la luz, no tiene más que intentar asomarse a la maraña de Reales Decretos, Ordenes y Resoluciones del Ministerio de Industria y Energía sobre la tarifa eléctrica. Se encontrarán con el extraño lenguaje “iniciático” del sector, en el que abundan las formulas cabalísticas, las definiciones más abstrusas y, en suma, a un conglomerado normativo (no merece la calificación de sistemático ya que no existen principios rectores que permitan definirlo como tal) en el que resulta literalmente imposible enterarse de algo. Se tiene la sensación de que está organizado, precisamente, para que nadie, no ya el hombre de la calle, sino auténticos expertos se entere de nada.

images[1] (3)Pero, además de lo injusto que resulta semejante tratamiento “tarifario” a la solución del problema de allegar recursos para reparar el desaguisado eléctrico, sucede que, al sustraerse a los Presupuesto Generales del Estado estas ayudas y/o “compensaciones” públicas, se dificulta la transparencia y el control de los fondos obtenidos y su reparto. De esta manera la Intervención General de la Administración del Estado no puede fiscalizar el debido uso de los fondos; y tampoco, naturalmente, el Tribunal de Cuentas. No existe control en lo que concierne a la eficiencia y economía en la programación y ejecución del gasto a que se refiere el citado artículo 31 de nuestro texto constitucional. Si se hace de este modo es porque interesa ¿Existe algún control sobre lo recaudado como impuesto? Al parecer ninguno que sea efectivo ya que sobre el regalo de los CTCs, citados en un párrafo anterior, hay constancia que las compañías eléctricas se pasaron de frenada en 3.200 millones de euros cobrados de más y añadidos a la factura. No extraña que el sindicato del crimen eléctrico se lo monte a imagen y semejanza de sus colegas de las compañías petroleras donde el impuesto de la gasolina se diluye en los balances contables de estos ladrones de cuello blanco. Ver El impuesto sobre la gasolina se camufla en las cuentas de RepsolSigue leyendo ¿Alguien se ha dado cuenta que sobre los impuestos en la factura de electricidad se carga el IVA? Por si faltaba poco, y para acabarla, de joder nuestros amadísimos políticos han legislado que determinados impuestos tengan IVA, un impuestos que se recarga con otro impuesto. Las cabronadas no acaban aquí, veamos a continuación como un servicio público y estratégico se les da a los ladrones para que guarden la comisaría. Tan estratégico es el sector eléctrico que los norteamericanos en su ataque a Irak, antes de bombardear centros militares los primeros raids fueron a las centrales eléctricas. Desmantelada la electricidad cualquier país pierde la guerra.

Todos contentos excepto el consumidor www.youtube.com/watch?v=AuAJzvyEATE

– Haga el favor de poner atención en la primera cláusula porque es muy importante. Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte. ¿Qué tal, está muy bien, eh?
– No, eso no está bien. Quisiera volver a oírlo.
– Dice que… la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte.
– Esta vez creo que suena mejor.
– Si quiere se lo leo otra vez.
– Tan solo la primera parte.
– ¿Sobre la parte contratante de la primera parte?
– No, solo la parte de la parte contratante de la primera parte.

imagesCA929OP6La parodia más famosa del lenguaje administrativo se la debemos a los hermanos Marx y a su diálogo surrealista en “Una noche en la ópera” lo que viene a continuación es del mismo genero, sus protagonistas son sus señorías, recién bautizados como la representación popular, y los lobbys de las eléctricas tratando de soslayar la calificación como servicio público del suministro de energía eléctrica. No tuvieron otra opción que recurrir a la sabiduría de Groucho Marx para decir lo mismo y lo contrario. En efecto, aunque pudiera intentar sostenerse que las empresas eléctricas eran titulares de la gestión indirecta de ese servicio público (titulo que, muy a pesar de las empresas eléctricas, tendría que ser necesariamente concesional) y que, por tanto, la tarifa era un precio privado “intervenido” que no daría lugar a las “adherencias” de “moratorias” nucleares y otros costes públicos. Por si lo anterior fuera poco veamos como se lo manejaron estos artistas del engaño para que el suministro de energía eléctrica dejara de ser un servicio público (en línea con las aspiraciones tradicionales del sector). Las sorpresas no acabaron para el consumidor español, los hogares y las pymes, que pagan la energía eléctrica más cara del mundo mundial. A solo dos años de publicarse la LOSEN, la Ley 54/1997, del Sector Eléctrico (LSE) la derogo en su totalidad. Llama la atención que en asunto tan importante, no funcionara un mínimo consenso político, en la LOSEN primero y en la LSE después. La LSE es “la plasmación normativa” (eso dice su Exposición de Motivos) del Protocolo suscrito en diciembre de 1996 entre el Ministerio de Industria y Energía y “las principales empresas eléctricas”: “El citado Protocolo, carente de la eficacia normativa de toda norma general supuso la concreción de un diseño complejo y global de transición de un sistema intervenido y burocratizado a un sistema mas libre de funcionamiento del sector. Supuso, asimismo, el acuerdo con los principales agentes económicos de la industria sobre una profunda modificación del sistema retributivo hasta ahora vigente y sobre el escalonamiento progresivo de las distintas etapas conducentes a la liberalización del mercado.”

images[6]O sea, que primero se pactó con las “principales empresas eléctricas” y luego lo pactado se llevo al Parlamento. La soberanía parlamentaria queda algo malparada. La LSE se presento con la aureola de la modernidad, “la libre competencia”, la “desregulación”, la mejora de la “eficiencia”, etc. Pero, sobre todo, la magia era Bruselas una especie de “comodín” para aquéllos sectores “regulados” cuya desregulación se regula: Directivas, Decisiones, Reglamentos, Recomendaciones. Siempre se puede echar mano de algún “árbol” o “arbusto” de este “bosque” legal cuando hay que defender tanto las posturas que dicen que si, como las que dicen que no, como las “polinómicas”, las “anfibias” y las “ambiguas” todas ellas al más puro estilo de los hermanos Marx. Así, para empezar, en esta “plasmación normativa” del “Protocolo” se dispone que el suministro de energía eléctrica deja de ser un servicio público “por su progresiva pérdida de trascendencia en la practica”. Se trata de una vieja aspiración de los asaltantes a las empresas públicas. Pero que no se quisiera ser un servicio público no significa que se quisiera prescindir de las ventajas de serlo. En efecto, la pérdida de la característica de servicio publico “…por su progresiva pérdida de trascendencia en la practica…” podía llevar aparejada la desaparición de privilegios expropiatorios variados, “urgente ocupación” incluida que han sufrido muchos campesinos españoles que la han padecido en un pasado no tan remoto.

images[3]Para evitar tan desagradables consecuencias, se pasó a hablar de servicio “de interés económico general”. El argumento para mantener los antiguos privilegios vendría a coincidir, “mutatis mutandis”, con la conocida “parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte”. Porque, claro, podía suceder que a alguien se le ocurriera que si el suministro de energía eléctrica dejaba de ser un servicio publico “por su progresiva pérdida de trascendencia en la practica”, era lógico que, por idéntica razón, la utilidad pública que ello comportaba también desapareciera y, en consecuencia, que las concesiones sobre el dominio público hidráulico y no hidráulico revirtieran al Estado que es su titular, y las expropiaciones (y/o expoliaciones) de los bienes privados, incluidas las servidumbres forzosas establecidas para la prestación del extinto e “intrascendente servicio público”, se extinguieran y revirtieran a sus propietarios. En tan “liberal” LSE se prevé y se refuerza el mantenimiento (retroactividad incluida) del arsenal coactivo en su totalidad. En suma, la LSE consagra una desregulación regulada. O, mejor aún, una regulación desregulada. Con ella se prescinde de los inconvenientes de la regulación para el sector pero se retienen las ventajas de la regulación para el sector y todo eso -hay que reconocer que tiene merito- con el simple cambio de denominación ahora se le llama “servicio de interés económico general”. Los que no entiendan del “oscuro” mundo de la luz “eléctrica” pueden recurrir a la primera parte del contrato de los Marx o si se prefiere considerarlo una “prestación patrimonial de derecho público” en cuya imposición y exacción están ausentes las garantías que para la ciudadanía establece la Constitución.

Este texto está a disposición de particulares o asociaciones profesionales o de cualquier tipo que lo articulen como denuncia ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). Lo que es inconstitucional es inconstitucional. ¿Alguien se anima?

GetAttachment[1]video_57[1]Para aquellos que buscan una solución para reducir la alocada factura de la luz, aquí dejo un recurso de urgencia.

Acerca de ataquealpoder

Periodista y escritor.
Esta entrada fue publicada en El mentiroso recibo de la luz y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

26 respuestas a Los impuestos en la factura de la luz son inconstitucionales

  1. Pingback: Los impuestos en la factura de la luz son inconstitucionales

  2. Santaklaus dijo:

    Mientras los fascistas gobiernen da igual que lo sea. Aquí se hace lo que ellos digan. Y al juez que abra el pico lo destituímos. Eso de la Cosntitución es para que la gente trabajadora se calle, nada más.

    Me gusta

    • Marga dijo:

      De acuerdo contigo. Tal como esta el patio, la constitución española es la marca de papel higienico mas usado. Gobierne quien gobierne, se les permite robar. La justicia es el patio de vecindonas, donde entre rodeos, bulos, titubeos, sensacionalismos van engañando y entreteniendo al pueblo. Con todo lo que esta pasando, hay que ser ingenuos para pensar que el pueblo esta protegido por algo. La justicia es cara, mala y cumple ordenes de los poderosos. EL ESTADO DE DERECHO VA DE COJONES, una lastima, la dictadura esta aquí, digan lo que quieran en televisión.

      Me gusta

    • Guillermo dijo:

      Ni fascistas, ni socialistas! TODOS son iguales. No ha gobernado 2 veces el PSOE? y que han hecho? lo mismo de lo mismo. Aquí no gobiernan ni unos, ni otros, sino que gobiernan los lobbies, y mientras no nos saquemos a los lobbies de encima, seguiremos igual, porque los políticos solo quieren que esos lobbies a los que tanto ayudan, después les ayuden a ellos con puestos de ‘lujo’ y jubilaciones doradas. Así de sencillo.
      Aquí si alguien tiene que hacer algo para conseguir pagar menos impuestos, somos nosotros mismos.
      1saludo.

      Me gusta

  3. Roberto dijo:

    ¿Y por qué no se anima el autor del texto a llevarlo ante el tribunal correspondiente? Màs claro que él no lo va a tener otra persona que lea esto. Es más fácil probablemente financiarse que esperar a que algún otro se anime.

    Saludos de un emigrado que paga menos.

    Me gusta

    • Roberto ¿Qué quiere decir “financiarse”? supones o afirmas que alguien me paga por destapar estos marrones. Tanto si supones o afirmas eres un mal bicho, mi voluntad sólo está en el bien común de los que lo pasan mal. No lo tendría que decir ya que puede parecer sobervia, mi situación económica esta por encima de todas estas mandangas. Los que me conocen lo pueden reafirmar. Dedico tiempo a que las cosas mejoren pero hay 47 millones de habitantes en España y en edad de pensar algunos menos pero los suficientes para percatarse de ciertos asuntos. Así según tu, debo estar mal financiado ya que descubro el asunto, lo escribo, lo difundo y no lo denuncio. Espero encontrar en este país a muchos que no se parezcan a tí que presume de emigrado y en contrapartida de lo listo que soy. Tengo que barrer, sacar el polvo, fregar y según tu pasar la lengua por el suelo mientras te fumas un puro a tu salud. ¿Esto es todo lo que puedes aportar a la critica situación por la que pasa la gente?

      Me gusta

    • Marga dijo:

      Donde estas emigrado? Muy cercanos a mi emigraron a Alemania y les va como el culo. El emigrante que esta mejor, lo hizo al pueblo de sus padres, luz. comida y otros le salen muy rentable, también pagan menos.

      Me gusta

  4. Pingback: Luis Marina | “Los impuestos en la factura de la luz son inconst…

  5. Manuel Torrente Benítez dijo:

    Roberto, un ciudadano no puede poner un recurso de inconstitucionalidad

    Me gusta

  6. Pingback: Los impuestos en la factura de la luz son inconstitucionales | Los antisistema son:

  7. Juan H dijo:

    No lo lleva porque es una idiotez decir que los impuestos sobre la luz son inconstitucionales y se reirían de el.

    Me gusta

    • Para dar opiniones de “idiotez” ¿Has leído el artículo? No se trata de una opinión se trata de contrastar una sentencia del Tribunal Supremo repecto a la aplicación de los impuestos y el texto inscrito en la Constitución Española. ¿Serán idiotas los magistrados del Supremo? o lo son los redactores de la carta magna, o también cabe la posibilidad que tu andes por medio.

      Me gusta

  8. Luis dijo:

    Muy buen artículo, y me quedo corto.
    ¿Has pensado en presentarlo a alguna asociación de consumidores? Más fuerza y experiencia en litigios tendrán, y llegada a los medios de comunicación.
    Gracias por tu labor

    Me gusta

    • A disposición de cualquiera de buena fe.

      Me gusta

      • Marga dijo:

        Gracias. No siempre te felicito, por no repetirme; pero siempre te leo. GRACIAS. No solo es una canallada camuflar una tarifa plana en la energía electrica. Lo peor a los que damos esquinazo a este robo valiéndonos de energía solar, nos quieren poner un canon, por las perdidas que les podamos ocasionar. Estos robos descarados y enloquecidos; nos han hecho perder el interés en un sistema que es simple paga que yo me lo gasto.

        Me gusta

  9. Pingback: Los impuestos en la factura de la luz son incon...

  10. Chus dijo:

    Muy completo el artículo. Querría añadir que no sólo se grava con el IVA a impuestos en la factura de la luz, también en la del agua.
    Creo que el enlace para el recurso de urgencia no funciona.

    Me gusta

  11. Sonia dijo:

    Hola Josep, gracias por el estupendo trabajo, lo comparto en las redes.

    He visto que el enlace del vídeo no funciona, pero toda la información está en el cartel, gracias por incluirlo.

    Como dice más arriba Luis, no estaría de más que alguien con experiencia presentase una denuncia, supongo que por intentarlo no pasaría nada. Yo voy a presentar tu trabajo a la OCU. Justo hoy me acabo de dar de alta en un nuevo programa llamado “Quiero pagar menos luz” en el que van a hacer una oferta en la próxima subasta, os dejo el enlace por si os interesa: https://www.quieropagarmenosluz.org/

    Saludos!

    Me gusta

  12. Laura dijo:

    Y si empezacemos una desobediencia civil en toda regla?, por ejemplo, devolver los recibos cuando nos sean cargados en cuenta?. Porque en este país la justícia por lo que se esta viendo, solo favorece a los de siempre, los que hacen las leyes para su propio beneficio.

    P.D. yo tambien me he apuntado a “quiero pagar menos luz”, ya veremos como funciona esta alternativa, soy un poco escèptica, pero no cuesta nada probarlo.

    Me gusta

  13. Pingback: Los impuestos en la factura de la luz son inconstitucionales | Seres libres para la democracia real y la verdad

  14. Salvador dijo:

    Vivo en Capital y con temor de como están destruyendo a las empresas eléctrica con tarifas congeladas desde hace 11 años. Gastamos en luz por mes el equivalente a dos kilos de pan o la mitad de la tarifa promedio de un celular. Quiero que las empresas ganen plata e inviertan. Yo pregunto cuanto gasta una familia tipo en celular por mes. El día que no tengamos luz nos daremos cuenta, cuando nos quedemos sin agua nos daremos cuenta ?

    Me gusta

  15. Pingback: Ataquealpoder cumple un millón de visitas | Ataque al poder

  16. Pingback: Denunciada ante Europa la inconstitucionalidad de los impuestos en la factura de la luz | Ataque al poder

  17. Pingback: Denunciada ante Europa la inconstitucionalidad de los impuestos en la factura de la luz | Debate Hoy

  18. Pingback: Se acabó lo que se daba, hasta aquí han llegado las eléctricas | Ataque al poder

  19. Pingback: Como te roban en la factura de la luz - PlanetaPress

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s